EMPLEO

Pepe Simón: “El mercado laboral ceutí es más variado, la caída del paro no se debe solo al cierre fronterizo”

Pepe Simón: “El mercado laboral ceutí es más variado, la caída del paro no se debe solo al cierre fronterizo”
Pepe Simón en su despacho de la dirección del SEPE
Pepe Simón en su despacho de la dirección del SEPE

El director del SEPE cree que “los mecanismos de protección social han salvado 3.000 empleos en Ceuta”


Pepe Simón es el primer director del SEPE en Ceuta que ha podido dar buenas noticias no ya un mes, sino cuatro consecutivos. Cuatro meses anunciando la buena nueva de la bajada del paro. Algo impensable en Ceuta, donde el paro ya se considera casi un mal endémico.

Este pasado martes, el Servicio Público de Empleo hacía públicos los datos de empleo con los que se cerraba 2021 y, de nuevo, Ceuta restaba desempleados hasta situarse por debajo de los 10.000 parados. Y a nivel nacional las noticias eran aún mejores: La caída del paro encadena diez meses seguidos, un descenso sin precedentes en la serie histórica. España supera el nivel de empleo de antes de la pandemia, casi de antes de la crisis de 2008, con la creación de 776.000 puestos de trabajo en 2021.

Una tendencia nacional de la que Ceuta tiene por (mala) costumbre escapar. Esta vez no es así y la ciudad autónoma parece subida en la misma ola que la economía española. Pero ¿cuáles son las razones de este descenso de un paro que parecía endémico en Ceuta?  Para los sindicatos la clave diferencial es evidente: el cierre de la frontera y todo lo que ello conlleva, empleo sumergido incluido. Pero para el director del SEPE en Ceuta, la frontera no es el único factor: “El mercado laboral ceutí es más variado de lo que parece y no creo que se lo podamos achacar solo y exclusivamente al hecho fronterizo. Una parte seguro, sí, pero no hemos podido analizar esos datos para comprobar exactamente si tiene relación. 

A su juicio, en el descenso registrado en el paro en Ceuta intervienen muchos otros factores que hay que tener en cuenta, además de la frontera. El primero la inercia. La economía y el consumo crecen en España y Ceuta no es ajena. 

Inercia de crecimiento

“Hay una parte de inercia. Hemos pasado por una situación tremenda de pandemia y al pasar ese periodo se ha confirmado que todos estos mecanismos de protección, en los que el SEPE ha sido muy protagonista, han dado resultado”, barrunta Simón, que añade además "el gasto público y las inversiones y el intento del Gobierno por no dejar atrás nadie en cuanto a estímulos económicos y ahí ha habido una inercia de la que Ceuta se ha tenido que beneficiar, seguro”.

Un beneficio que resume en una cifra:  “La realidad es que se han salvado 3.000 empleos, llegamos a tener 3.310 personas en ERTE y hoy día son 268 y eso significa que un 92% de esas personas que estaban en ERTE han vuelto a su puesto de trabajo, que su empleo no se perdió durante la pandemia por la flexibilización de los ERTE”.

Baja el paro en todos los sectores

Pero, centrándose en Ceuta, Pepe Simón sí destaca algunos hitos de los últimos datos del paro. “En el último mes he tenido la fortuna de ver que se ha reducido el paro en todos y cada uno de los sectores, y eso no es lo normal, siempre hay un sector en el que no había descenso del paro, este mes sí ha habido descenso en todos los sectores, hasta ahora siempre era el sector servicios el que más desciende, el que más empleo genera y el que tira del motor económico de la ciudad”. 

"Hablando con empresarios nos comentan que hay otros nichos de mercado, que hay demandas que han ido cambiando. Hay necesidad de trabajadores que antes no se tenían, con conocimiento de idiomas, de informática, etc...”. 

Nuevos nichos

Puede que casi dos años con la frontera cerrada hayan influido, pero no hay datos que contrastar, argumenta el director del SEPE en Ceuta, para achacar al cierre del paso fronterizo como el único motivo del crecimiento del empleo en Ceuta. Pero sí tiene datos, afirma, de otros factores que están influyendo en la nueva tendencia que parece intuirse en la creación de empleo en Ceuta. “No puedo afirmarlo tajantemente --matiza en relación al cierre de la frontera como clave para el descenso del paro-- siempre que parto de hipótesis me gusta hacerlo desde hechos confirmados y no tengo la confirmación expresa de que sea solo la frontera. Sí es evidente que hablando con empresarios nos comentan que hay otros nichos de mercado, que hay demandas que han ido cambiando. No solo en Ceuta, también pasa a nivel nacional. Con la digitalización surgen empleos que no existían. Está también el tema de nuestro Régimen Económico y Fiscal y las empresas de servicios online. En este aspecto he podido reunirme con empresarios del sector y también me han mostrado que hay necesidad de trabajadores que antes no se tenían, con conocimiento de idiomas, de informática.. etc”. 

Empleos que, eso sí, tienen requisitos especiales. Pero ahí también el SEPE puede ayudar, asegura Simón. “Nosotros damos formación en idiomas , la ciudadanía debería tenerlo en cuenta, hay una parte considerable de ciudadanos demandantes que quieren rechazar esos cursos de idiomas pero luego se requiere en estos nuevos empleos que antes no existían".

“Los nuevos yacimientos de empleo en Ceuta exigen personas con un cierto nivel de formación. A día de hoy, todos sabemos que ni siquiera el grado de secundaria es suficiente y hay un gran grueso de nuestros parados de larga duración que no tienen formación"

Problema de base: formación

Pero, aunque las cifras de parados bajen, los problemas de base del mercado laboral ceutí siguen ahí: un gran número de desempleados de más de 45 años de larga duración, la mayoría sin apenas formación, un paro juvenil sin apenas esperanza, colectivos vulnerables… Perfiles que quedan fuera de la economía digital, admite Simón: “Los nuevos yacimientos de empleo en Ceuta exigen personas con un cierto nivel de formación. A día de hoy, todos sabemos que ni siquiera el grado de secundaria es suficiente, de hecho es claramente insuficiente y hay un gran grueso de nuestros parados que lo son de larga duración (más de 12 meses) y el 85% de esos parados de larga duración no tienen formación. Llegan a la ESO pero el mercado laboral por desgracia no ofrece oportunidad a personas que no hayan estudiado secundaria, las ofertas van orientadas a ciclos formativos y titulación universitaria”.

Por ello, insiste el director del SEPE, el principal esfuerzo del Servicio  Público de Empleo en Ceuta se ha hecho en la formación, cuadruplicando los cursos hasta alcanzar los 82. “Hay que enfocar las políticas activas de empleo para que a la vez que se ofrece experiencia laboral también se ofrezca formación”, defiende, poniendo algunos ejemplos recientes: “Hemos tenido a jóvenes que han instalado placas solares en centros educativos y tendrán su certificado de profesionalidad correspondiente; hemos tenido a jóvenes en escuelas taller para menores de 25 años que funcionan con una beca y estos jóvenes también salen con certificado de profesionalidad, también han hecho un taller de limpieza y otro taller en el cementerio de Santa Catalina que ha llevado la Ciudad Autónoma”.

Planes de Empleo

Un papel que también deben jugar, en cierto modo, los Planes de Empleo, aunque recuerda el director del SEPE, esa no es su función. “Siempre se habla de dar un enfoque formativo al Plan de Empleo, pero hay que tener en cuenta que cuando se piensa en políticas activas de empleo se piensa en un itinerario que se inicia con las convocatorias de inserción que ofrecemos de forma gratuita en el SEPE, continúa con los talleres y culmina con los planes de empleo. Ese debería ser el recorrido. Para que sea sí, a la hora de la baremación en talleres tiene en cuenta la formación del SEPE. Sé que se dice mucho que debería haber más formación en los planes de empleo, pero es que ya está en los talleres y en la convocatoria de formación, el fin de los planes de empleo debe ser un trabajo efectivo donde culmine ese itinerario. Todo tiene muchos más matices, pero sí es verdad que hemos tenido en cuenta esa reclamación y la Delegación lo ha tenido en cuenta y parte de la memoria va encaminada a esa formación en los planes de empleo”.

"Que se tenga en cuenta que desde el SEPE se está velando por no hacer un uso excesivo de la colaboración social”.

Una concepción, a modo de ayuda, que sí tienen los contratos de Colaboración Social, que en el caso de Ceuta baten récords y que para la oposición, especialmente para MDyC, suponen una trampa para el trabajador y una manera de tener trabajadores ‘low cost’, que no cotizan y cuyo sueldo es en parte su propia prestación, para cubrir puestos estructurales de la Administración. “La Colaboración Social”, explica Simón, “es una ayuda, se puede decir así, para personas que están cobrando la prestación, que la están gastando, y no que no cotizan a la Seguridad Social. Se paga el diferencial con el 75% de la base reguladora y sé que las personas que están en Colaboración Social, están muchas de ellas agradecidas de tener al menos esa ayuda”.

El problema está en el abuso, un mal que el SEPE vigila como debe, subraya Simón: “Es verdad que cuando se nos manda la solicitud por parte de la Ciudad hay una justificación expresa en base a una necesidad temporal y si no se da o el SEPE considera que no se da, se rechaza la prórroga y la Ciudad tiene la posibilidad de hacer una nueva petición etc.. Y se está haciendo, Nosotros estamos, porque además tenemos instrucciones para ello, analizando cada petición que nos llegue y su temporalidad. Pero ha habido peticiones que han llegado a raíz de la situación covid que por supuesto no podemos rechazar,. Pero que se tenga en cuenta que desde el SEPE se está velando por no hacer un uso excesivo de la colaboración social”.

Pepe Simón: “El mercado laboral ceutí es más variado, la caída del paro no se debe solo al cierre fronterizo”