SENTENCIA

Educación busca el modo de seguir financiando los libros con los 1,8 millones presupuestados

Educación busca el modo de seguir financiando los libros con los 1,8 millones presupuestados
libros texto
La Justicia obliga a dar un paso atrás en una medida que había funcionado bien./archivo
Una sentencia del TSJA ratificada por el Supremo da la razón a las editoriales y deja fuera de la Ley el sistema de Bancos de Libros que usaba la Ciudad

La Consejería de Educación y Cultura de la Ciudad Autónoma de Ceuta busca el modo de seguir financiando los libros después de que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía haya dado la razón a las editoriales que recurrieron el sistema del banco de libros gratuito. 

Según ha explicado el consejero de Educación, Carlos Rontomé, este jueves, el recursos que la Ciudad interpuso en el Supremo no ha sido admitido ni a trámite y la sentencia es definitiva y pone en un brete no sólo al Ejecutivo, sino a los beneficiarios de la medida, los centros y el alumnado.

Por eso Rontomé ha mantenido este mismo jueves una reunión con los equipos directivos de los centros públicos para explicarles la situación que genera la sentencia y comenzar a buscar soluciones.

Tras los centros públicos, Rontomé prevé reunirse con los concertados. Pero en cualquier caso la situación es que el Gobierno tiene presupuesto, 1,8 millones de euros para este 2022 para seguir apostando por el banco de libros que la Justicia le impide ahora usar. Rontomé está ahora en “buscar una vía para que ese dinero se pueda distribuir para las familias y los niños tengan el material necesario para iniciar el curso”.

El terremoto es importante dada la buena acogida que había tenido la puesta en marcha de la iniciativa que además de ahorrar dinero tanto a la Administración como a las familias había servido para poner fin a los problemas, más bien, alargamientos burocráticos que acababan motivando que alumnado de familias en riesgo de exclusión social no recibieran libros hasta casi finalizado el primer trimestre del curso, lastrando su rendimiento escolar.

Educación busca el modo de seguir financiando los libros con los 1,8 millones presupuestados