El Foro de la Educación rechaza y reprueba la gestión del Ministerio en Ceuta


El Foro de la Educación rechaza y reprueba la gestión del Ministerio en Ceuta

- El órgano consultivo muestra por "amplísima mayoría" su disconformidad con el calendario "impuesto" y los cambios introducidos en el servicio de comedores escolares

- La supresión del CPR y la posible desaparición de la Junta de Personal Docente, objeto de críticas

- Las Instrucciones de la Dirección General de Evaluación para el año académico en curso serán debatidas en una reunión monográfica "antes del 15 de enero"

El Foro de la Educación de Ceuta (que reúne a las Administraciones, los agentes sociales, expertos y agentes de la comunidad educativa) ha reprobado por “amplísima mayoría” cuatro de las medidas más controvertidas que el Ministerio de Educación ha promovido o consentido durante los últimos meses. El órgano consultivo ha acordado “rechazar” el calendario escolar “impuesto unilateralmente” por la Administración; “reprobó” la supresión del Centro de Profesores y Recursos (CPR); “exigió” al MECyD que dé a los comedores escolares el carácter de “servicio complementario de los centros que estos deben administrar de manera autónoma” con dinero suficiente; y manifestó su “disconformidad” con la supresión de la Junta de Personal Docente.

El único asunto que ha quedado sobre la mesa fueron las controvertidas Instrucciones dictadas por la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial para el inicio de este curso, que se debatirán en una reunión monográfica “antes del 15 de enero”.

El Foro entiende que el calendario escolar de este curso, con festivos esparcidos a lo largo del curso en lugar de concentrados en Navidad y Semana Santa, tiene “escaso rigor pedagógico” y es “radicalmente contrario al criterio de la comunidad educativa local manifestado, de manera rotunda, a través del Foro de la Educación en el ejercicio de sus competencias”.

La disolución del CPR es, según la resolución aprobada, “una prueba más del absoluto desprecio que esta administración educativa dispensa a Ceuta” haciendo oídos sordos a que “todos los estudios, informes y opiniones autorizadas, coinciden en señalar la formación del profesorado como uno de los elementos fundamentales sobre los que debe pivotar una estrategia pedagógica adecuada para combatir el fuerte fracaso escolar que sufre la ciudad”.

No menos contundente es la relativa a los comedores escolares. El Foro cree que la ‘subvención en régimen de competencia’ que ha pasado a regular la becas “es un instrumento que no se adecúa a las características de este servicio porque no puede contemplar factores relevantes como la distribución del alumnado por centros”. “Además”, añade, “dificulta en extremo la gestión por el desfase administrativo y económico que provoca el procedimiento establecido, que ha conllevado un recorte del 25% de este servicio y un caos absoluto en un ámbito que venía funcionando relativamente bien”.

También se ha reclamado a la Administración que pague lo que debe a los colegios afectados, que no reciben sus transferencias desde hace más de un año y están a punto de tener que cerrar sus cuenta del ejercicio corriente.

Finalmente, la posible supresión de la Junta Docente de Ceuta se interpreta como “un evidente perjuicio para el profesorado que también afecta de lleno al sistema educativo en su conjunto, pues lo priva de un elemento esencial en el ámbito de la participación, debate y negociación sobre asuntos de interés para la mejora de la educación”. “Prueba de ello”, se ejemplificó, “que la representación del profesorado en el Foro se canaliza a través de ese órgano de representación específico”.

El Foro de la Educación rechaza y reprueba la gestión del Ministerio en Ceuta