EN EL CEE SAN ANTONIO

La Plataforma de Educación Especial valora demandar al MEFP por vulnerar derechos fundamentales

La Plataforma de Educación Especial valora demandar al MEFP por vulnerar derechos fundamentales
cee san antonio
Imagen de archivo.
Los abogados consultados por la FAMPA y el resto de entidades movilizadas contra la falta de recursos estructurales que denuncian en los centros para atender al alumnado más vulnerable aprecian un incumplimiento de la normativa legal vigente como mínimo en el CEE San Antonio, que dispone de 14 'cuidadores' y debe contar con uno por cada unidad con seis o más alumnos que carezcan de autonomía personal.

La Plataforma por la Educación Especial promovida por la FAMPA con la participación de asociaciones de familias de alumnado con necesidades especiales y específicas de apoyo educativo y sindicatos de enseñanza están explorando con sus asesores legales la posible presentación de una acción legal en forma de demanda contra el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) por presunta vulneración de derechos fundamentales.

Desde su punto de vista, la administración no está cumpliendo al menos en el Colegio de Educación Especial (CEE) San Antonio lo establecido en la Orden 849/2010 que regula la ordenación de la educación del alumnado con necesidad de apoyo educativo y los servicios de orientación en las ciudades autónomas.

En esa norma se exige que ese tipo de centros cuenten con “un oficial de actividades específicas (‘cuidador’) por cada unidad con seis o más alumnos que carezcan de autonomía personal”. El CEE San Antonio dispone en plantilla de 14, más del doble de los 26 que componen las plantillas propias de todos los colegios e institutos de la ciudad, pero ese número no alcanza sin los Planes de Empleo para cubrir el requisito si no se entra en ponderaciones o valoraciones secundarias, pero desde la Plataforma aseguran que constan dictámenes de anteriores equipos de la Dirección Provincial en los que se deja claro que “todos” sus estudiantes carecen de autonomía personal..

La Inspección Educativa ha concluido en su último informe que “sin los condicionantes que impone la pandemia, con los 14 oficiales de actividades específicas pertenecientes a la plantilla de la relación de puestos de trabajo del MEFP se podría atender a lo establecido” y que “el número de alumnos asignados a las unidades (menores de 6 en algunos casos) permitiría repartir el recurso entre varias unidades”.

En lo tocante al resto de efectivos destinados en el Colegio de Educación Especial, la Inspección considera que “el número de especialistas de Pedagogía Terapéutica (PT) y Audición y Lenguaje (AL) sobrepasa con creces las necesidades mínimas” y que con respecto a los especialistas de educación física y de música “se duplican” los cupos mínimos exigidos en la normativa, que también serían inferiores a los existentes en recursos del resto de personal laboral (enfermería y fisioterapeutas).

Plantillas de 'cuidadores'

Los 'cuidadodres' se encargan dentro de la atención a la diversidad de atender los desplazamientos del alumnado necesitado, implementar programas de autonomía e higiene personal en el aseo del alumnado, atender  y  vigilar  al  alumnado  con  necesidades  educativas  en  el  aula  y  otros espacios, y el acompañamiento en actividades lúdicas, así como en el comedor escolar.

La normativa vigente exige disponer de estos profesionales en colegios e institutos “cuando el centro escolarice alumnado que presente problemas graves en la autonomía personal”. Solamente ocho CEIP y un IES cuentan con ellos en sus plantillas propias.

Las plantillas de los centros educativos de la ciudad únicamente incluyen un total de 26 oficiales de actividades específicas o cuidadores, más de la mitad (14) asignados al Colegio de Educación Especial (CEE) San Antonio. Según la Unidad de Programas Educativos (UPE), los Planes de Empleo de la Ciudad (18) y de la Delegación (23) aportarán este curso 41 adicionales.

Los Planes de Empleo también aportarán durante el presente curso académico 66 técnicos de Infantil, Integración y Mediación  para “atender  al alumnado que mostrase serias dificultades de integración en la dinámica general de un centro  ordinario,  pero  no  tantas  como  para  escolarizarse  en  el  Centro  de  Educación Especial San Antonio”.

La Plataforma de Educación Especial valora demandar al MEFP por vulnerar derechos fundamentales