EN PINIERS

SAMU intenta 'vender' como mérito suyo la escolarización de menores solos con entre 16 y 18 años

SAMU intenta 'vender' como mérito suyo la escolarización de menores solos con entre 16 y 18 años
piniers clases
Imagen cedida por la Fundación SAMU.

La Fundación SAMU, que actualmente gestiona la acogida en Ceuta de unos 250 menores migrantes solos llegados a la ciudad durante la crisis de mayo, ha intentado 'vender' este miércoles como mérito la atención socioeducativa a 175 jóvenes con entre 16 y 18 años que inició la semana pasada el Ministerio de Educación para atender a los chavales en edad de escolarización no obligatoria.

En un comunicado con fotos de los dicentes incluidas, SAMU ha explicado que "los menores reciben de 9 a 13 horas clases de inmersión lingüística española", para lo que el Ministerio de Educación ha contratado a 11 profesores y ha invertido casi un millón de euros para la habilitación de once aulas, hecho al que no ha efectuado ninguna mención [posteriormente se ha atribuido a un error involuntario].

Diariamente, al acudir a las clases, "se realizan controles de temperatura en la zona de entrada", ha indicado.

Actualmente, la Fundación SAMU "atiende a unos 250 menores entre el recurso de Piniers (180) y La Esperanza (70), con una plantilla aproximada de 190 personas, a los que se suman unos 80 responsables de mantenimiento, distribución o sanitarios en funciones de apoyo", ha indicado.

Esta acción se enmarca en la Fase 4 del proceso de implantación del Centro de Recepción de Emergencias de Piniers. Junto a las clases de inmersión, Fundación SAMU está trabajando en el desarrollo de programas de cualificación profesional ofrecidos por su Escuela de Oficios (EOF). Ya se ha realizado una prueba piloto con unos 10 menores que han colaborado con personal de mantenimiento y educativo.

En todo caso, la voluntad de Fundación SAMU, según su presidente, Carlos González de Escalada, es "seguir la hoja de ruta del Gobierno de Ceuta conforme se vaya definiendo".

SAMU intenta 'vender' como mérito suyo la escolarización de menores solos con entre 16 y 18 años