"INTRUSISMO"

El delegado de Solidaridad en Trace denuncia “irregularidades” en el cumplimiento del contrato de limpieza

El delegado de Solidaridad en Trace denuncia “irregularidades” en el cumplimiento del contrato de limpieza
trace marina
trace marina

El sindicato afín a Vox reclama a la Ciudad Autónoma que asuma su responsabilidad de habilitar unas nuevas instalaciones


“Unas instalaciones dignas para el sector de la limpieza”. Este es el principal reto que se marca el delegado de Solidaridad en Trace, Juan Montoya, para este 2022. “Después de casi una década en el emplazamiento de Benzú, la plantilla no puede más”, describe el sindicato en un comunicado, uniéndose a una vieja reivindicación de la plantilla, que viene denunciando el peligro que supone la cercanía de la cantera. 

Pero, en su balance personal de 2021, el delegado del sindicato afín a Vox pone otras denuncias sobre la mesa,  como el “intrusismo laboral que permite la propia Consejería de Medio Ambiente”.y va más allá, denunciando “que se están llevando a cabo irregularidades” y “no se está cumpliendo correctamente el pliego de condiciones del contrato para la limpieza viaria y recogida de residuos”.

Montoya ha apuntado que “con la excusa de realizar barrido de apoyo o de la desinfección, acaban baldeando calles enteras” y que se estaba permitiendo “a otras empresas” que desarrollen un trabajo “que es competencia exclusiva de Trace”. Asimismo, el representante de Solidaridad ha reclamado a la Ciudad Autónoma un mayor control del cumplimiento de las ordenanzas de limpieza viaria.

Goteras y desprendimientos

En cuanto a las instalaciones, el sindicato señala que se encuentra en una situación límite: “Las goteras en los vestuarios son constantes y el riesgo de desprendimiento de la cantera es una amenaza permanente, denuncia Montoya. Y no es la primera vez. El delegado de Solidaridad en Trace ha reclamado a lo largo de este 2021 que se cumpliera el compromiso, por parte de la Ciudad Autónoma, de habilitar unas nuevas instalaciones para la plantilla de Trace. Sin embargo, el Gobierno se ha desentendido de la situación de la plantilla y así lo critica el representante de Solidaridad”. 

Montoya insiste en que es la Ciudad Autónoma se debe involucrar: “El servicio de limpieza depende de la administración local y esta debe velar por que se preste en unas condiciones apropiadas, incluyendo el espacio donde se encuentran los trabajadores”. 

Incivismo

Ante prácticas habituales como dejar bolsas en el suelo junto a contenedores, Montoya se ha dirigido al Gobierno para exigir que se cumplan las ordenanzas, “pero también para que se conciencie a la ciudadanía sobre la limpieza”. Además, también ha advertido de las consecuencias que tiene para los trabajadores de Trace el crecimiento de vertederos incontrolados por la ciudad, reclamando una mayor vigilancia policial.

El delegado de Solidaridad en Trace denuncia “irregularidades” en el cumplimiento del contrato de limpieza