VANDALISMO

El vandalismo, un problema añadido para CentoSub

El vandalismo, un problema añadido para CentoSub
La red antimedusas de El Chorrillo, rajada
La red antimedusas de El Chorrillo, rajada
La empresa propietaria de CECAM lleva meses siendo objeto de continuos sabotajes que dificultan, aún más, si cabe, la labor de sus trabajadores

Nuevo escollo para CentoSub (empresa matriz de CECAM); uno más para la abultada nómina de problemas que tanto aquejan a la entidad: los actos vandálicos, fruto de una falta de civismo que difícilmente puede llegar a entenderse y que tanto entorpece la labor de los trabajadores de la compañía.

Según fuentes de la propia empresa, hace pocas fechas, la red antimedusas colocada en la playa de El Chorrillo amaneció "parcialmente rajada". Dada la naturaleza de los daños, todo parecía indicar que la rotura fue producto de una acción deliberada. Se piensa, por tanto, que la mano del hombre está detrás del ataque. Así lo creen los integrantes del organismo, quienes tienen claro que "los cortes se han hecho a posta".

Estado de la red antimedusas de El Chorrillo tras ser rajada
Estado de la red antimedusas de El Chorrillo tras ser rajada

¿El objetivo? Difícil saberlo. "No es fácil entender por qué hay gente en Ceuta que hace cosas que van en su contra", expone uno de los asalariados de CentoSub. Y es que, resulta importante destacar que el hecho en cuestión deriva en una problemática aún mayor: la entrada de medusas en las zonas de baño protegidas por las redes.

En este sentido, los arreglos no solo se prestan completamente necesarios, sino, también, enormemente urgentes, lo que supone un gasto añadido para la entidad por tener que movilizar a su personal hasta el lugar donde se han producido los daños. Una vez en la zona uno o varios buzos se encargan de "coser la red manualmente", un trabajo nada sencillo.

En esta última ocasión, las labores de reparación corrieron a cargo de Álvaro Suárez, uno de los submarinistas de CentoSub. Por su parte, Karim Mohamed se encargó de tripular la lancha cubierta que ambos operarios utilizaron para desplazarse.

La red antimedusas de El Chorrillo, tras ser cosida manualmente por Álvaro Suárez
La red antimedusas de El Chorrillo, tras ser cosida manualmente por Álvaro Suárez

Sobre posibles culpables, la entidad cree que podrían estar detrás los propios bañistas, otros buzos o determinados tipos de embarcaciones de recreo, en las que las diminutas boyas pueden quedar enganchadas. En cualquier caso, "no hay sospechas claras", manifiestan, por lo que resulta imposible acusar a una persona o colectivo concreto.

Por desgracia, no es la primera vez que CentoSub y el Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos denuncian situaciones similares a esta. Este último episodio se suma a la larga lista de continuos y deliberados "sabotajes" a los que la empresa y el organismo llevan años haciendo frente.

Varios bañistas, posados sobre las redes antimedusas de El Chorrillo
Varios bañistas, posados sobre las redes antimedusas de El Chorrillo

El vandalismo, un problema añadido para CentoSub