El PSOE denuncia “la enorme competencia desleal de TRAGSA con el beneplácito del Gobierno del PP”


El PSOE denuncia “la enorme competencia desleal de TRAGSA con el beneplácito del Gobierno del PP”

- Miaja quiere advertir “del daño que supone para el tejido empresarial ceutí el uso reiterado de la figura de encomienda de gestión”

- Los socialistas han votado en contra de la encomienda a TRAGSA para la poda de palmeras, así como del incremento de 10.000 euros para la compra de éstas

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista, Nuria Miaja, se ha pronunciado “totalmente en contra” de la encomienda de gestión a TRAGSA del Plan de Inversiones de la Ciudad, ya que “el Grupo TRAGSA se dedica a dar soluciones integrales a las necesidades de las Administraciones públicas en temas medioambientales, desarrollo rural y gestión de recursos naturales, no a realizar obras”.

Asimismo, Miaja quiere advertir “del daño que supone para el tejido empresarial ceutí el uso reiterado de la figura de encomienda de gestión para la realización de obras y servicios que, por otro lado, tradicionalmente venían realizando empresas privadas ceutíes”, y manifiesta ”su malestar y desaliento por la falta de sensibilidad que supone, por parte del Ejecutivo local que, a pesar de las serias y graves dificultades que padecen los empresarios de nuestra tierra, se decanten por sostener al gigante financiero estatal de TRAGSA en lugar de permitir que estos proyectos salgan a licitación pública, y permitan el acceso a ellos a empresarios ceutíes”. En este sentido, Miaja asevera con rotundidad que, “con estas actuaciones, el Gobierno está siendo cómplice del cierre y quiebre de empresas en nuestra ciudad”.

Por otro lado, “se da la paradoja de que el Ejecutivo local vuelve, una vez más, a utilizar a TRAGSA como medio propio de la administración. Y lo hace, mientras afecta a empresas ceutíes con capacidad de dar respuesta a las necesidades que Ceuta tiene en materia de obras y servicios”, critica Miaja, subrayando que “el uso sistemático y abusivo de las encomiendas no sólo provoca graves implicaciones para la competencia sino que supone, de facto, condiciones menos ventajosas para las Administraciones demandantes que las que se derivarían de una licitación pública”.

La diputada destaca además que, “pese a que OBIMASA cuenta con el poder adjudicador, se debería valorar en qué medida el mercado presta o puede prestar dichos bienes o servicios y el precio al que los mismos se ofrecen, debiéndose descartar la utilización de la encomienda si dichos precios resultan potencialmente inferiores. Porque, y así lo destacó la propia Comisión Nacional de la Competencia, de acuerdo con la normativa aplicable, debe regir, preferentemente, la concurrencia competitiva en la provisión de bienes y servicios y que el uso reiterado de la figura de la encomienda de gestión supone una pérdida importante de eficiencia derivada de la ausencia de la tensión competitiva a la hora de fijar las condiciones de ejecución de las encomiendas que sí está presente en los procedimientos de contratación pública”.

Por todo ello, los socialistas vuelven a denunciar “la enorme competencia desleal que TRAGSA, con el beneplácito del Gobierno del Partido Popular, está ejerciendo en el mercado empresarial ceutí”.

Por otra parte, los representantes del PSOE de Ceuta en el Consejo de Administración de OBIMASA, Nuria Miaja y Melchor León, han votado en contra de la encomienda a TRAGSA para la poda de palmeras, así como del incremento de 10.000 euros para la compra de éstas.

Durante la reunión, la diputada socialista ha insistido en que “el picudo rojo –que afecta a las palmeras- no se ha extinguido, por lo que el hecho de traer nuevas especies es con la certeza de que se pondrán en riesgo”.

Según biólogos consultados por Miaja, “la poda se prohíbe para evitar el reclamo”, ya que “la savia fresca generada de la poda de la palmera atrae fuertemente al picudo rojo, siendo una afección muy difícil de detectar en estados iniciales porque comienza en el tallo y, una vez el daño está ocasionado, suele ser irreversible”.

Por ello, la socialista ha solicitado un informe técnico a OBIMASA para “conocer el nivel de afección del picudo rojo y los motivos por los que se permite la compra de nuevos ejemplares, aún sabiendo que este insecto no se ha extinguido totalmente”.

“Las palmeras sólo se pueden podar en los meses de diciembre, enero y febrero, porque en esta época de frío la actividad del picudo disminuye considerablemente. Los cortes o heridas que se producen en las palmeras derivados de la poda son una importante puerta de entrada para él y el aroma que desprende la savia los atrae poderosamente”, indica la diputada, quien va a solicitar por escrito el calendario anual de poda de palmeras.

“En conversaciones mantenidas con biólogos me confirman que el picudo rojo es un insecto muy difícil de combatir y, por tanto, tenemos la obligación de evitar al máximo, hasta el más leve factor que pueda provocar que se instale en nuestras palmeras“, asevera la diputada, señalando también que “conociendo que es una plaga muy grave y costosa de eliminar, y que ya ha provocado la muerte de un elevado número de palmeras en numerosas ciudades del área mediterránea, no entendemos por qué se adquieren nuevos ejemplares con lo costosos que son antes de eliminar totalmente la plaga”.

El PSOE denuncia “la enorme competencia desleal de TRAGSA con el beneplácito del Gobierno del PP”