La Ciudad se implicará más en controlar la ropa que acaba en el Tarajal y en ordenar los polígonos


La Ciudad se implicará más en controlar la ropa que acaba en el Tarajal y en ordenar los polígonos

- El Gobierno de Ceuta destinará personal de Servicios Tributarios y Policía Local para velar porque las mercancías pesan y tienen el precio y el contenido que se declara

- Carreira calcula que la Administración local puede poner unos 200.000 euros al año para contribuir, entre otros extremos, al mantenimiento de seguridad privada en la zona

La Ciudad Autónoma dará un paso adelante para controlar más los fardos de ropa que llegan a la ciudad autónoma para, a través del Tarajal, terminar en Marruecos y para "ordenar" la actividad en los polígonos comerciales anexos a la frontera. De forma inmediata, la Administración ceutí creará una unidad específica en el puerto para, con personal de Servicios Tributarios y la Policía Local, asegurarse de que los fardos llevan lo que dicen y al valor que declaran.

Además, el Gobierno de Vivas está dispuesto a poner unos 200.000 euros al año para "colaborar" con los empresarios, a través de la CECE, en el mantenimiento de seguridad privada en la zona, entre otros extremos.

"Vamos a reforzar el control de las mercancías que llegan al puerto, concretamente de los fardos de ropa, de forma coordinada con la Agencia Tributaria y Aduanas, para asegurarnos de que el pesaje de los producto y su declaración de valor es correcto, aunque el IPSI Importación sea un tributo compensado, por lealtad al resto de España y porque sabemos que es un asunto que también preocupa al país vecino por su industria textil, porque no podemos estar enriqueciendo a un grupo de empresarios especuladores chinos que ni siquiera viven en Ceuta", ha detallado Carreira.

El consejero de Hacienda cree que Servicios Tributarios, "la columna vertebral de la Ciudad", no está ahora como para "detraerle" personal, por lo que se baraja incorporarle "uno o dos efectivos". En la Policía Local se da por hecho que hay profesionales en segunda actividad que pueden ejercer el papel de autoridad necesario para la apertura "aleatoria" de fardos.

En relación con la "colaboración" a reforzar con los empresarios, que se entiende que aunque ejercen en un espacio "privado" su control "tiene una evidente repercusión sobre el resto de la ciudad", el portavoz ha señalado que podría alcanzar los "200.000 euros anuales" para contribuir al sostenimiento de vigilancia de seguridad privada, pero nunca "para pagarlo en solitario íntegramente".

El Ejecutivo de Vivas está dispuesto incluso a que la Policía Local se implique también en el control de los "delito contra la seguridad de los trabajadores" que a su juicio se pueden estar cometiendo con los porteadores en el Tarajal, entre otras cosas porque "no es justo que la imagen de Ceuta se reduzca a veces a una mujer cargada con 50 kilogramos de peso a su espalda".

Lea también:

- Hacienda calcula que el negocio de la ropa usada hacia Marruecos defrauda 8 millones al año en Ceuta

La Ciudad se implicará más en controlar la ropa que acaba en el Tarajal y en ordenar los polígonos