SIN FECHA

España prorroga 15 días más el cierre de la frontera mientras siguen las negociaciones con Marruecos

España prorroga 15 días más el cierre de la frontera mientras siguen las negociaciones con Marruecos
Frontera aduana Marruecos marroquí mehani -2
Imagen de archivo de la Frontera con Marruecos

Medios nacionales señalan a la aduana comercial y los transfronterizos como los dos grandes escollos en las negociaciones 


Este sábado 30 de marzo expiraba la orden de cierre de las fronteras terrestres con Marruecos dada por el Ministerio de Interior con el motivo oficial de “razones de orden público y salud pública con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19”. Con la finalización del plazo, todas las miradas estaban puestas en la edición de este sábado del Boletín Oficial, que llegaba precedida por los reiterados anuncios de reapertura “inminente” de los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla. Pero la nueva orden ministerial es solo una patada a seguir. 

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el mismo que este viernes anunciaba la reapertura “inminente” de las fronteras con Marruecos, firma la Orden INT/372/2022, publicada este sábado en el BOE, que mantiene el cierre de los pasos terrestres de las dos ciudades autónomas con Marruecos. Pero, en esta ocasión, el periodo de prórroga será de sólo 15 días y no de un mes como hasta ahora. 

Una prórroga necesaria, explica Interior en la orden ministerial, “mientras se terminan de definir las condiciones de reapertura ordenada y progresiva de los puestos terrestres habilitados para la entrada y la salida de España a través de las ciudades de Ceuta y Melilla”. 

Quince días que podrían ser menos, matiza la orden dejando la puerta abierta a la posibilidad de reapertura “antes de ese plazo, si las circunstancias variasen”. Esto es, si las negociaciones avanzan. Y no lo parece: según avanzan medios nacionales, Marruecos y España difieren en dos puntos clave de “las condiciones de reapertura ordenada y progresiva”  de las fronteras de Ceuta y Melilla: la aduana comercial y los trabajadores transfronterizos.

Según El País y El Confidencial, la apertura de la aduana comercial en Ceuta y la reapertura de la de Melilla, cerrada unilateralmente por Marruecos en 2018 es el principal escollo para alcanzar un acuerdo. Marruecos no tendría ahora tan claro la aduana ceutí y plantearía usar solo los pasos ya habilitados para mercancías, como Tarajal II.

El otro punto clave en el que hay atasco es el trato prioritario a los trabajadores transfronterizos. Interior pretende que, en un primer momento, solo puedan cruzar la frontera los los trabajadores marroquíes y excluye al resto, incluidos españoles y europeos. Marruecos en cambio opta por abrir la frontera solo para los residentes de la UE y para aquellos portadores de un visado Schengen y excluir a los trabajadores marroquíes transfronterizos. 

España prorroga 15 días más el cierre de la frontera mientras siguen las negociaciones con Marruecos