INDEMNIZACIÓN A FORTES

La oposición coincide en exigir responsabilidades a Vivas por el fiasco de la Fundación Crisol de Culturas

La oposición coincide en exigir responsabilidades a Vivas por el fiasco de la Fundación Crisol de Culturas
fortes apaisada
fortes apaisada

La sentencia que condena a la Ciudad a pagar más de 63.000 euros al ex comisario de la Fundación Ceuta Crisol de Culturas en concepto de indemnización por despido improcedente ha logrado lo inhabitual en esta legislatura: poner de acuerdo a todos los partidos de la oposición.


Caballas, Ciudadanos, MDyC y PSOE han coincidido en señalar la responsabilidad del presidente Juan Vivas en el nombramiento del ex presidente de la Ciudad como comisario de la Fundación Crisol de Culturas, puesto por el que cobraba más de 4.000 euros mensuales, y de la que la Ciudad decidió prescindir en 2015, un año antes de la extinción del contrato.

Un nombramiento que, recuerdan MDyC, Cs y Caballas, es una práctica habitual del Gobierno que usa la estructura de la administración local para “colocar afines”.  “Los contratos los hacen a la carta”, lamentan desde Ciudadanos. Una “mala práctica de este Desgobierno, que ha ido creando fundaciones, creando áreas a medidas para colocar al frente a personas afine”, acusan desde Ciudadanos. Para Caballas, el nombramiento de Fortes fue una manera de acallar problemas internos del partido “utilizando para ello dinero público, unos 80.000 euros al año de presupuesto”.

La oposición tiene muy claro que en este caso la condena no recae sobre el Gobierno, sino sobre todos los ceutíes. Caballas y MDyC van más allá y reclaman que sea el PP o incluso el propio Vivas quien abone “de su bolsillo” la indemnización. 63.000 euros que, recuerdan desde el PSOE, se vienen a sumar  los 4.403,73 euros mensuales más dos pagas extras que cobró Fortes durante su tiempo al frente de la Fundación Crisol de Culturas.

La propia Fundación, su creación y sus resultados, han sido objeto de crítica. Caballas recuerda que el objetivo de Crisol de Culturas no era otro que “conmemoraba una efemérides que atenta contra la mitad de los ceutíes”, en alusión a la sangrienta conquista portuguesa que se celebraba como la entrada de Ceuta en la era moderna. Desde el PSOE recuerdan que “el trabajo previsto por la Fundación no ha cumplido con las expectativas esperadas. La situación llevó a la propia entidad a rescindir el contrato con el citado responsable en 2015; sin embargo, alegó tener derecho a cumplir su contrato hasta la finalización en 2016”.

La oposición coincide en exigir responsabilidades a Vivas por el fiasco de la Fundación Crisol de Culturas