EL DÍA 9, REUNIÓN

Sanidad y la CIE decidirán antes del inicio de Ramadán el horario de las mezquitas tras el ocaso

Sanidad y la CIE decidirán antes del inicio de Ramadán el horario de las mezquitas tras el ocaso
mezquita al umma
Imagen de recurso.
El mes sagrado de ayuno musulmán comenzará este año previsiblemente el 13 de abril, 48 horas después de que venza el Decreto vigente de la Presidencia sobre el toque de queda nocturno y el aforo de los templos. Días antes la Ciudad se verá con la Delegación de la Comisión Islámica de España para coordinar si, a la vista de la situación epidemiológica, es conveniente cerrarlos para los rezos de Isah y Tarawih.

El Ramadán de 2021, que previsiblemente comenzará el 13 de abril, volverá a estar marcado por la pandemia, aunque, salvo hecatombe epidemiológica, menos que el de 2020, que coincidió en pleno primer estado de alarma con medidas confinamiento domiciliario.

El Gobierno local y la Delegación de la Comisión Islámica de España (CIE) en Ceuta se verán el 9 de abril, dos días antes de que venza el actual decreto de la Presidencia de la Ciudad sobre el horario del toque de queda nocturno y otras restricciones ligadas a la pandemia, para decidir a la vista de la evolución de los contagios si las mezquitas permanecerán o no abiertas y en qué condiciones tras el ocaso para los rezos de Isah (de asistencia obligada para los fieles varones todo el año) y Tarawih (específico de Ramadán).

Según el delegado de la CIE en Ceuta, Hamido Mohamed, tras el cambio de hora de primavera que se producirá este domingo esas oraciones comenzarían alrededor de las 22.30 horas. Ambas se alargan, juntas, “durante alrededor de 50 minutos”, con lo que su finalización quedaría fuera de los dos inicios de la prohibición de estar en la calle por las noches que ha utilizado hasta ahora el Gobierno local (las 23.00 ó las 22.00 horas).

El margen de maniobra del presidente Vivas tampoco es escaso, pues en ningún caso puede llevar el comienzo del toque de queda más allá de medianoche, con lo que aún así los horarios serían muy ajustados para el regreso de los creyentes a sus domicilios.

En la comunidad musulmana ceutí hay quienes “son partidarios del cierre de las mezquitas para esos rezos” y otros que apuestan por sondear la posibilidad de obtener algún tipo de “autorización especial” de, en principio, difícil encaje legal. La jurisprudencia religiosa islámica acepta que los rezos se puedan realizar en el domicilio particular en circunstancias extraordinarias como esta y prescribe que "no se debe llevar una persona enferma con una sana”  y "la contención para evitar el contagio de la enfermedad".

No obstante, las implicaciones sanitarias van más allá de la cuestión meramente horaria, ya que esos rezos son muy concurridos y no todas las mezquitas disponen de espacios habilitados al aire libre como las de Sidi Embarek o Muley El Mehdi para prescindir de salas cerradas. Ahora el aforo de los templos religiosos está limitado a un tercio de su capacidad total y, en cualquier caso, a un máximo de 75 personas.

Sanidad y la CIE decidirán antes del inicio de Ramadán el horario de las mezquitas tras el ocaso