LICITACIÓN

30.000 euros para promocionar el turismo náutico al tiempo de no abrir el Parque

30.000 euros para promocionar el turismo náutico al tiempo de no abrir el Parque
Puerto deportio de Ceuta
Puerto Deportio de Ceuta./archivo

El Gobierno de la Ciudad muestra en sus acciones alguna que otra contradicción en la estrategia para fomentar el turismo en la ciudad


La Ciudad ha sacado a licitación el servicio para la promoción turística de Ceuta como destino náutico deportivo con un valor estimado de 30.770 euros con un plazo de ejecución de ocho meses, desde la firma del contrato hasta diciembre de 2022. Lo hizo pocos días antes de que el Consejo de Administración del Parque Marítimo decidiera no abrir las instalaciones hasta final de mayo o principios de junio, y rechazara una propuesta del PSOE para abrir la instalación como había sido habitual antes de la pandemia este mismo mes de abril.

¿Lo puede soportar todo la estrategia de promoción turística del Gobierno? Parece que sí. Y que lo mismo es importante fomentar el turismo náutico y habilitar 30.000 euros para ello como no tiene importancia dejar uno de los buques insignia como reclamo turístico cerrado hasta bien adentrada la benigna primavera mediterránea, casi verano. Se puede pasear en barco por las costas locales pero no bañarse en los lagos.

No es una valoración sin más, es lo que señala el propio pliego de prescripciones técnicas del concurso: "La climatología ceutí y la riqueza de su fauna marina, incluyendo su régimen eólico y su temperatura templada a lo largo de todo el año, hacen que cada estación del año sea óptima para la realización de actividades náuticas". Curioso cuanto menos.

En el pliego de prescripciones técnicas se contempla que una de las acciones más demandadas son los viajes de carácter turístico-cultural "con el que se favorece el conocimiento de nuestro entorno y se fomenta la promoción turística de la Ciudad como destino turístico así como la consolidación de grupos con los que venimos trabajando, a través de varios contratos de promoción y comercialización del producto turístico y marca Ceuta".

Como objetivo del contrato se pretende reactivar la actividad turística necesaria que tenga repercusión sobre las empresas de Ceuta del sector y su oferta complementaria. Una oferta complementaria como la de los concesionarios del Parque Marítimo del Mediterráneo que verán acortada al máximo su temporada de bañistas este año.

El concurso persigue conseguir entre otros logros “desestacionalizar la oferta náutica deportiva de Ceuta”. Se apuesta por desestacionalizar la náutica deportiva a la vez que se constriñe y se reduce la temporada de baños en el Parque.

Más objetivos recogidos en el concurso: “Dar a conocer los diferentes productos náutico deportivos que se pueden desarrollar en el litoral de Ceuta.

Convertir a Ceuta en referente nacional e internacional de deportes náuticos.

Potenciar el conjunto de valores esenciales y aspectos intangibles relacionados con la actividad náutica ceutí, entre los que pueden destacar: el patrimonio único que rodea la práctica náutica en Ceuta, incluyendo fondos marinos y playas de calidad”. Las playas, sí y el Parque, no.

“La riqueza cultural e histórica ceutí, y de su tradición náutica propia. 

La variedad de la oferta náutica local. 

Productos responsables con el medio ambiente”.

La empresa que aspire a llevarse el concurso deberá presentar una campaña de promoción con al menos 5 acciones de promoción del destino Ceuta en cada base de los Puertos Deportivos nacionales o internacionales, que serán propuestos por la empresa adjudicataria”, aunque Servicios Turísticos de Ceuta tendrá la decisión final al reservarse la aprobación de la acción.

“En cada acción comercial se dará a conocer el enclave estratégico de Ceuta como lugar ideal para la práctica náutico deportiva, y toda la oferta que ofrece el destino para el desarrollo actividades tales como vela de crucero, avistamiento de cetáceos, paseos por el litoral, submarinismo, snorkel, waterbikes o paddel surf, actividades náutico deportivas, motonáutica, así como la oferta del Puerto Deportivo de Ceuta y las diferentes competiciones que se realizan en nuestra ciudad vinculadas al turismo náutico-deportivo”, prosiguen las condiciones que establece el Pliego.

Centra el tiro el pliego en las condiciones que deben guiar la realización de esas labores de promoción en los puertos: stand, mostrador, personal, material, etc y llama la atención otro punto: “La embarcación propuesta por la empresa adjudicataria deberá contar con suficiente amplitud y sin obstáculos que permitan la accesibilidad a personas discapacitadas”. Va de contratar un barco.

De los 30.000 euros del concurso se reservan unos 10.000 euros a promoción del destino Ceuta en ferias especializadas en turismo náutico. ¿De verdad son suficientes?

La acción es un paso más en los intentos por poner Ceuta en el mercado turístico. Aunque llega como otras de forma algo aislada, sin que forme parte de un plan global de potenciación de la marca Ceuta como destino turístico y pone además la promoción de la misma en manos privadas, con supervisión, pero ¿sin directrices?

Es fácil imaginar un potencial visitante de Ceuta preguntando en ese stand por esas preciosas imágenes en las que se ve el Parque Marítimo y al operario de turno, diciendo sí, pero eso abre sólo de junio a octubre, por poner un ejemplo que refrenda lo anterior.

El Plan, anunció el propio responsable, el consejero Alejandro Ramírez, que se había encargado a una empresa externa y que estaba en elaboración en vísperas de acudir a FITUR. Pero de momento hay que andar y dar pasos. 

El Gobierno de la Ciudad sigue con la que quizás sea la medida más ansiada por el sector turístico y comercial de la ciudad atascada: la rebaja del precio del barco para no residentes. Tras dos intentos fallidos, fue el propio consejero el que aseguró que desconocía los motivos por los que las navieras no habían considerado interesante el concurso convocado. Y eso que según él mismo explicó les ofrecía en bandeja quedarse con el mercado de no residentes en Navidad. ¿Y los turistas para cuándo?

Tampoco parece saberse nada de otro concurso adjudicado en su día por 600.000 euros con el que pretendía garantizarse 15.000 pernoctaciones en la ciudad de turistas. También se les esperaba a partir de marzo por problemas previos. Si realmente llegan a venir ya saben lo que no podrán hacer: bañarse en los lagos del Parque Marítimo del Mediterráneo, al menos entre abril y mayo.

¿Son suficientes 30.000 euros para relanzar la actividad náutica local vinculada al turismo o simplemente se quiere favorecer a alguna empresa?

Acciones puntuales que no siempre acaban por dar el resultado esperado como ya se ha visto con los dos concursos citados. Se puede decir que al menos se intenta, pero... Ahí va otro ejemplo. Hace ya medio año que la Ciudad anunció que disponía de un montante de dinero holgado para relanzar también una de las más arraigadas y pintorescas tradiciones de Ceuta, el salazón artesanal de pescado. Ganó un concurso. ¿En qué punto está ese proyecto cuando se acerca la temporada de salar pescado? ¿Más allá de dotar de nuevas instalaciones a los salazoneros, eso va a ir a acompañado de otras acciones que ayuden a relanzar la actividad o se va a quedar en poner unas bonitas casetas y que todo siga igual que antes? ¿Le ha cogido por sorpresa la primavera al Gobierno?

30.000 euros para promocionar el turismo náutico al tiempo de no abrir el Parque