UGT contrata de forma directa al hijo del secretario general, Antonio Gil, en un programa del INEM

UGT contrata de forma directa al hijo del secretario general, Antonio Gil, en un programa del INEM
Gil durante la presentación del Primero de mayo de este año

- El hijo del secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP), la más grande del sindicato, Juan Carlos Pérez, también encuentra trabajo en el mismo programa, aunque su contratación la ratificó el INEM

- Las dos contrataciones se habrían realizado conforme a la legalidad y respetando lo que establecen las normas de los programas públicos del Servicio Público de Empleo Estatal


Uno de los hijos del secretario general del sindicato UGT en Ceuta, Antonio Gil, y otro del máximo responsable de la Federación de Servicios Públicos (FSP), la que suma más afiliados de todas, Juan Carlos Pérez, están trabajando desde el pasado mes de septiembre para el sindicato. Concretamente dentro del programa de Orientación Profesional para el Empleo y el Autoempleo (OPEA), que ha recibido este año 538.000 euros de subvención del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), antiguo INEM, y ha podido contratar a 23 técnicos además del personal administrativo.

Si bien los dos cobran gracias al despliegue de fondos públicos que gestiona el sindicato, sus casos son diferentes. Según han explicados los propios Gil y Pérez a Ceutaldia.com, en el caso de estos fondos públicos, SEPE tutela o supervisa las contrataciones del personal técnico, pero no realiza las mismas exigencias con el personal administrativo.

El segundo caso sería el del hijo de Antonio Gil. Presta apoyo al desarrollo del programa OPEA en tareas administrativas aprovechando su formación específica en algunos aspectos legales como la Ley Orgánica de Protección de Datos, según ha explicado el propio Gil. Su contratación como la de otra auxiliar administrativa que ya lleva años trabajando para la OPEA quedan en manos directamente del sindicato sin que el SEPE diga u opina nada, según la versión ofrecida por Gil.

Su vástago no estaba en situación de desempleo, sino en 'mejora de empleo' y trabajó hasta el 31 de agosto en una conocida charcutería local en turno partido de mañana y tarde, lo hacía con un contrato desde el mes de julio, hasta que pasó a ser contratado por UGT como personal administrativo de la OPEA.

El cambio, la “mejora de empleo" que demandaba en las listas de la propia oficina de empleo buscaba un objetivo muy concreto, según ha explicado el propio Gil, poder preparar mejor las oposiciones a Policía Local: “No podía ni ir al gimnasio, ni a la academia, ni nada. No iba a estudiar en la vida y se iba a quedar ahí estancado”, ha explicado Gil.

Y si la contratación es legal, pero a alguien le puede parecer algo injusta o falta de ética, Gil lo tiene claro: “Más feo es que tenga 31 años y no le haya contratado nunca. Aquí compromisos de políticos y de todo el mundo. Si esto tuviera que salir a concurso público y esto fuera una administración… Pero esto es un contrato de ‘chichimosca’. Y es uno de los parados demandantes de empleo y cuando tiene que colaborar, colabora en la organización. Que no lo han llamado nunca ni tan siquiera para un Plan de Empleo y los sindicatos hemos tenido cupos. Jamás he metido yo un familiar mío”, ha defendido su honradez tajante Gil.

El contrato con UGT durará desde el padado 1 de septiembre hasta el 31 de marzo de 2015, según Gil, 7 meses. El argumento del líder ugetista es que su organización no ha hecho con su hijo nada distinto de lo que ha hecho otras veces o de lo que han venido realizando otras organizaciones de todo tipo con similares posibilidades con otras personas que se encontraban en dificultades o en situaciones complicadas: echar una mano usando los recursos disponibles.

La duración del contrato del hijo de Gil es igual que la del contrato del de Pérez, si bien en su caso concurre una circunstancia diferente: es psicopedagogo y engrosa la plantilla de 23 técnicos que desarrollan los programas de OPEA. Su contratación se decide tras un largo proceso de preselección en una comisión mixta en la que están representados UGT y el Servicio Público de Empleo Estatal, pero es el organismo público quien tiene la mayoría en la comisión y quien, por tanto, decide a quién contratar de entre todos los candidatos.

Tanto en un caso como en otro los sindicalistas han defendido que sus hijos, por muy hijos que sean, tienen también derecho a trabajar, también para programas desarrollados por el sindicato con dinero público, como cualquier otro demandante de empleo, siempre y cuando cumplan con los requisitos del puesto de trabajo, aspecto que según el relato tanto de Gil como de Pérez se daría en sus casos.

“Ceuta es muy pequeño y es casi imposible abstraerse de estas cosas”, ha resumido Pérez, cuya mujer trabaja también para el sindicato de forma interrumpida desde antes de que él entrara en la Ejecutiva de UGT. La razón a Pérez se la da, el hecho de que, por ejemplo, no sea la priemra vez que un hijo del líder de UGT se vea envuelto en acusaciones públicas sobre la idoneidad de su contratación o no . Así Comisiones Obreras ya denunció en su día que Correos -empresa para la que trabaja Gil y a la que se ha incorporado de forma efectiva hace dos años, al perder la liberación sindical- contrató al hijo del sindicalista para apaciguar las demandas de los trabajadores. O la enorme polémica social y pública que protagonizó el famoso engrasador, hermano del entonces consejero de Fomento, Juan Manuel Doncel, y cuya contratación para el Parque Móvil de la Ciudad Autónoma las propias centrales sindicales llevaron hasta los tribunales de Justicia . Por citar sólo dos ejemplos.

Lea también:

- CCOO denuncia que el jefe de Correos ha colocado al hijo de Gil para "pagar la complicidad de UGT"

- Del engrasador a la mujer de Paris

- CCOO ratifica ante el fiscal la acusación por tráfico de influencias en el caso del engrasador

- La oposición afea a Bel que con el caso de su hermana ahonda en el descrédito de los políticos

- Díez Nieto declara su inocencia en fiscalía, aunque reconoce que no contrataría al hermano de nadie

UGT contrata de forma directa al hijo del secretario general, Antonio Gil, en un programa del INEM