SAVE THE CHILDREN

El 98,6% de los niños solos llegados en mayo no quiere volver a Marruecos, donde un tercio sufría maltrato

El 98,6% de los niños solos llegados en mayo no quiere volver a Marruecos, donde un tercio sufría maltrato
save the children 3
Imagen de recurso.
Save The Children ha entrevistado a 617 menores durante estos seis meses. Más de un 23% sería susceptible de recibir protección internacional por haber sido víctimas de trata o explotación laboral, entre otros motivos. Un 33,40% ha sufrido violencia física, abusos y malos tratos en su país. “Los derechos y el bienestar de la infancia migrante deben ser prioritarios y después de 6 meses urgen soluciones duraderas”, reclama la organización.

Seis meses después de la crisis migratoria de mayo, Save The Children ha hecho balance este martes del resultado de las 617 entrevistas a la infancia migrante que se encuentra dentro del sistema de protección de la ciudad. Uno de cada tres (33,40%) ha sufrido violencia física, abusos y malos tratos en su país, al que el 98,6% no quiere regresar, y más de un 23% sería susceptible de recibir protección internacional por haber sido víctimas de trata o explotación laboral, entre otros motivos.

El 75% de los niños y niñas entrevistados provienen de pueblos y ciudades fronterizos como Castillejos, Rincón y Tetuán y muchos relatan ser hijos de porteadores/as y trabajadores trasfronterizos.

“Los derechos y el bienestar de la infancia migrante deben ser prioritarios y después de 6 meses urgen soluciones duraderas para estos niños y niñas”, ha señalado Catalina Perazzo, directora de Incidencia Social y Políticas de Infancia de Save the Children, que también ha señalado que, a raíz de las repatriaciones realizadas por la Delegación del Gobierno el pasado mes de agosto se ha generado una gran desconfianza entre los niños y niñas, lo que ha provocado por parte de algunos el abandono de los centros de acogida, donde actualmente continúan 425 niños.

“Es necesario que existan protocolos homogéneos a nivel estatal para la evaluación y determinación del interés superior antes de adoptar cualquier decisión acerca de estos niños y niñas. Y son necesarios también recursos especializados tanto en Ceuta como en la Península para responder a sus necesidades”, concluye Perazzo. “Estos mismos recursos deben ser asegurados en el caso se valore su retorno a Marruecos”.

La organización insiste en la importancia de agilizar los trámites administrativos, en particular a raíz de la reciente aprobación y entrada en vigor de las modificaciones al Reglamento de Extranjería y el nuevo plazo reducido para tramitar los permisos de residencia de niños y niñas. Y señala también la necesidad de asegurar la derivación de niños y niñas a recursos de acogida en condiciones adecuadas y que todos los centros dispongan de profesionales especializados.

Además, es importante que se analicen las necesidades identificadas en la infancia para proporcionar respuestas que prevean la ampliación de canales seguros de migración dirigidos a la adolescencia y juventud marroquí para que puedan formarse y desarrollar su empleabilidad. También son necesarios acuerdos bilaterales para el acceso a derechos de la infancia que depende de trabajadores trasfronterizos o visados específicos para niños y niñas que huyen de situaciones de persecución o violencia.

El 98,6% de los niños solos llegados en mayo no quiere volver a Marruecos, donde un tercio sufría maltrato