BALANCE

La frontera inteligente, que ya funciona, reduce a mínimos las infracciones penales

La frontera inteligente, que ya funciona, reduce a mínimos las infracciones penales
Entrada a Ceuta. Frontera del Tarajal
Entrada a Ceuta. Frontera del Tarajal
Policía Nacional desarrolla verificaciones completas, de salida y entrada, aunque solo con pasaportes Schengen o de la UE.  El sistema todavía no trabaja con pasaportes del país vecino, al que se deberá de adaptar en la siguiente y última fase de implantación.

Las infracciones penales registradas por la Guardia Civil durante la Operación Paso del Estrecho (OPE) de 2019 alcanzaron la suma de 75. Una cifra que contrasta, en palabras del teniente coronel, con las contabilizadas este año en pleno ecuador de la OPE, que apenas alcanza la decena y que entronca con ese “nuevo modelo de frontera” que funciona desde mayo. Una frontera “moderna, que garantiza la fluidez y los controles más exhaustivos”, según el asesor de Delegación del Gobierno, Gonzalo Sanz, y que tiene un nombre: frontera inteligente.

Pese a las constantes prórrogas, demoras, fechas solapadas y otras tantas en el horizonte para ver finalizada la obra, el jefe Superior de la Policía Nacional, Javier Nogueroles, confirmaba este martes que esos mecanismos funcionan desde su reapertura, el pasado 17 de mayo, aunque sin llegar a una implantación completa. “Se está desarrollando una exhaustiva inspección fronteriza, con controles de entrada y salida muy eficaces. Las personas que salen quedan automáticamente verificadas, y tenemos conocimiento sobre cuando efectúan de nuevo la entrada”, se ha referido Nogueroles a los sistemas que la Nacional está empleando en el Tarajal, aunque, tan solo con pasaportes Schengen o de la Unión Europea. Los únicos autorizados en esta primera fase de apertura, ya que, como ha matizado el jefe superior, los ciudadanos marroquíes tan solo pueden acceder con visado.

Precisamente, ahí se abre esa incógnita: regresar a la excepción Schengen durante la siguiente fase que, de momento, tiene su horizonte más próximo marcado en el 15 de septiembre – fecha en la que expira la actual prórroga-, y respecto a la que ninguna de las autoridades se manifiesta proclive.  Para que los sistemas puedan verificar los pasaportes del país vecino “habría que adaptarlos”, y eso será en la siguiente y última fase de implantación de la frontera inteligente a la que Nogueroles le ha puesto como fecha tope el inicio de 2023, porque “todavía es necesario perfeccionar algunos elementos técnicos”. Sin embargo, ha insistido en que en la actualidad trabajan en un escenario, el ajeno a esa excepcionalidad del acervo Schengen, al que todos le alaban sus bondades. “Tenemos una menor incidencias de conflictos y un incremento de la fluidez”. Una opinión refrendada tanto por Jiménez como por Sanz, que ha remarcado “el giro” que ha dado la OPE gracias al funcionamiento de esta nueva frontera.

Repunte de vehículos, menos colapsos: nuevo modelo OPE

La OPE en Ceuta consolida la tendencia que adquirió en el 2012, con un constante incremento de los flujos. Sin embargo, este 2022 ha registrado una novedad, celebrada por el Comité coordinador: “Por primera vez la afluencia de viajeros no ha influido en la vida de los ceutíes”, ha puntualizado el asesor de Delegación en la línea argumentativa de las consecuencias que está dejando la “nueva” frontera, así como los dispositivos implementados.

En cifras, la Operación Paso del Estrecho de 2019 dejó un registro total de 640.000 vehículos, tanto en la operación salida como en la retorno, mientras que las previsiones apuntan a que este año se cerrará cerca de los 800.000, en la línea de la tendencia registrada desde el 2 de julio, y ya consolidada, que deja un aumento de entre el 25% y el 30%. Y que, a su vez, apunta al millón de desplazamientos en 2023.  

Es el “reto” para las administraciones e instituciones implicadas a analizar a partir del 15 de septiembre. “Debemos estudiar en qué se está convirtiendo y cuáles son sus consecuencias”, ha señalado Sanz después de la reunión mantenida con el CECOP para el diseño de los dispositivos que funcionarán durante el próximo fin de semana “que va a ser duro y complejo”. Confluirán por primera vez la operación salida (que ya se ha completado en un 75%) y la retorno, que registrará sus días álgidos a mitad del próximo mes.

Dispositivo del retorno: Intercambiabilidad y carril residentes

El próximo viernes 29 se activará el protocolo para afrontar la última etapa de la fase de salida con previsiones similares a las del primer fin de semana de julio. “Aproximadamente se prevén unos 3000 vehículos en 24 horas”, ha dicho Sanz. Para esta fase continuará en funcionamiento el dispositivo diseñado que comienza en la explanada de la Puntilla y va en dirección al Tarajal.

Se solapará con el inicio de la fase de retorno, que a efectos de la ciudad es menos conflictiva, y para la que se dispone de mayor capacidad de embolsamiento. En total, tres espacios: preembarque (1000 vehículos), embarque (300 vehículos), ‘La Puntilla’ (entre 200 y 400 vehículos) y, además, se contempla destinar un cuarto de la explanada de Loma Colmenar como último recurso.

Asimismo, se activará la intercambiabilidad de billetes, “cuando se considere conveniente”, con la novedad de que la gestión de personal va a recaer en la empresa que opera en el Puerto de Algeciras, que se encargará del marcaje con pistolas. De la misma forma, el carril de residentes funcionará de viernes a sábado, desde este fin de semana y hasta el 2 de septiembre.

Las rotaciones invertirán la tendencia de la operación salida, y aumentarán las nocturnas, también a partir de esta semana, entre 24 y 32 salidas diarias.

La frontera inteligente, que ya funciona, reduce a mínimos las infracciones penales