El Gobierno de la Ciudad prefiere mantener la prudencia sobre la aduana comercial

El Gobierno de la Ciudad prefiere mantener la prudencia sobre la aduana comercial
sanchez-visita-marzo2022-06
Vivas con Pedro Sánchez durante su visita tras el acuerdo con Marruecos./archivo

El Gobierno de la Ciudad ha valorado este viernes por boca de su portavoz, Alberto Gaitán, el anuncio realizado esta semana por el ministro de exteriores, José Manuel Albares, tras reunirse con su homólogo marroquí de que la aduana comercial estará operativa en el Tarajal en el mes de enero. “En principio son buenas noticias, refuerza la valoración positiva que ya hicimos en abril a raíz del acuerdo alcanzado con Marruecos para mantener mejores relaciones. Pero todavía preferimos ser prudentes en esta valoración por razones obvias”, ha expresado Gaitán. Aún así el portavoz ha expresado también su confianza en que “se culminará” la aduana comercial.

El portavoz ha reconocido desconocer si desde Exteriores se había comunicado o no al Gobierno antes del anuncio la fecha para la apertura de la aduana, pero le ha restado importancia al mantenerse un flujo continuado de cooperación y colaboración no sólo respecto a esta cuestión sino también a otras dos preocupaciones centrales del Ejecutivo respecto a la cooperación con Marruecos, el control de la inmigración irregular y el mantenimiento de las condiciones de Schengen para el cruce fronterizo.

La valoración ha llegado el mismo día que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha intervenido en la Asamblea de Naciones Unidas y respecto al asunto del Sahara Occidental que desde un primer momento apareció unido en la mejora de las relaciones a los progresos logrados para Ceuta y Melilla, ha evitado mencionar de forma expresa su apuesta por el Plan de Marruecos, manteniendo así la política exterior del país sobre ese asunto en los mismos términos que antes de abril, si bien Sánchez sí ha insistido en pedir una solución política para la situación que vive el Sáhara.

El Gobierno de la Ciudad prefiere mantener la prudencia sobre la aduana comercial