FUNDACIÓN ONCE EN CEUTA

Inserta ha atendido en los últimos cinco años a 8 mujeres con discapacidad víctimas de la violencia de género

Inserta ha atendido en los últimos cinco años a 8 mujeres con discapacidad víctimas de la violencia de género
04.05.22  Oviedo, Asturias. Mujeres en modo ON. Violencia de Genero. Hotel Reconquista Foto.:LOF /Aurelio Flórez
Oviedo, Asturias. Mujeres en modo ON. Violencia de Genero. Hotel Reconquista Foto.:LOF /Aurelio Flórez

En este tiempo, la entidad de Fundación ONCE ha conseguido 2 contratos laborales para mujeres en esta situación en Ceuta. 


Inserta Empleo, la entidad de Fundación ONCE para la formación y el empleo de las personas con discapacidad (www.insertaempleo.es), ha atendido en la ciudad autónoma de Ceuta desde 2017 a 8 mujeres con discapacidad víctimas de la violencia de género y ha conseguido 2 contratos laborales para estas mujeres.

Del total de mujeres atendidas, 5 lo han sido a través de ‘Mujeres en modo ON VG’, proyecto de inclusión laboral y empoderamiento para estas mujeres que Inserta Empleo puso en marcha en 2020 cuando, en el proceso de realización de entrevistas para el empleo, la entidad de Fundación ONCE detectó la necesidad de habilitar una línea de atención específica para que las mujeres con discapacidad víctimas de la violencia de género recuperen las riendas de su vida. 

Esta iniciativa tiene como objetivo la mejora de la vida de las mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género a través de su inclusión social y laboral y se enmarca dentro del Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises), que desarrolla Fundación ONCE a través de Inserta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, con el fin de incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

Conscientes de la singularidad de la variable violencia de género en la atención y orientación de las mujeres con discapacidad, y con la finalidad de concienciar sobre la importancia de este tipo de programas, Inserta Empleo ha celebrado este miércoles el IV Encuentro de su proyecto ‘Mujeres en modo ON VG’. 

Este evento se ha celebrado en el contexto del conjunto de actos que la entidad realiza con motivo del Día de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en España, el cual se conmemora el 3 de mayo.

Durante el encuentro, que se ha celebrado tanto de manera presencial en el Hotel Eurostars Reconquista de Oviedo como vía streaming, se ha abordado, a través de la intervención de diferentes expertos y testimonios reales, la importancia de la colaboración público-privada como elemento clave para impulsar la Agenda 2030 y los ODS, y de la ayuda y acompañamiento que se les ofrece a las mujeres con discapacidad que sufren violencia de género a través de programas como ‘Mujeres en modo ON VG’.

IMPORTANCIA DE LAS SINERGIAS PÚBLICO-PRIVADAS

La inauguración de la jornada ha corrido a cargo del vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, quien ha destacado la relevancia de la colaboración público-privada “para trabajar por una causa justa y combatir la violencia de género, una vergüenza social”, y ha animado a que el proyecto ‘mujeres en modo ON VG’ sea tomado como ejemplo para poner en marcha otras iniciativas orientadas al mismo objetivo.

Seguidamente, la secretaria general de Fundación ONCE e Inserta Empleo y directora de Transformación y Excelencia de Fundación ONCE, Virginia Carcedo, ha presentado el proyecto ‘Mujeres en Modo ON VG’, y ha señalado que “si bien las administraciones tienen voluntad, estas mujeres también necesitan de la sociedad para recuperar su identidad y autoestima”. Carcedo ha finalizado su intervención compartiendo una cita de Henrry Ford que resume el resultado de la colaboración público-privada: “llegar juntos es el principio, mantenerse juntos es el progreso, y trabajar juntos es el éxito”.

Por su parte, la directora general de Igualdad del Gobierno del Principado de Asturias, Nuria Varela, ha explicado la labor del Instituto asturiano de la Mujer. En este sentido, ha asegurado que “todo el trabajo que hagamos contra la violencia de género es un trabajo que se multiplica exponencialmente porque se multiplica para el resto de generaciones”. En relación al proyecto ‘Mujeres en Modo ON VG’, ha apuntado a su relevancia, ya que “está específicamente pensado para trabajar con las mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género. Esto es importante porque todavía desconocemos muchos factores y circunstancias alrededor de la violencia de género”.

Durante la jornada se ha dedicado también una sección a las historias de vida, proyectando el testimonio de una mujer con discapacidad víctima de violencia de género en el que se ha visibilizado cómo la violencia de género condiciona la vida de las mujeres.

Durante la jornada, se ha desarrollado la mesa redonda sobre ‘buenas prácticas en colaboración público-privada’, que ha sido moderada por la directora regional de Inserta Empleo, Beatriz Ávila, y en la que han participado la coordinadora contra la violencia de género de la Dirección General de Igualdad del Gobierno del Principado de Asturias, Manuela Suárez; la responsable local de la sede de Gijón de Accem en Asturias, Gretel Villanueva; la subdirectora de Empleo del Servicio Regional de Empleo y Formación de Murcia, Fuensanta Munuera; la coordinadora del Plan de Empleo de Cruz Roja Asturias, Lydia Sánchez; la Integradora Social de Fundación Ana Bella, Gabriela K Ripari; y la técnica compass en Inserta Empleo Asturias, Leyre Valdés.

Manuela Suárez ha explicado cómo las entidades, en colaboración con la administración pública, ponen a disposición de las mujeres víctimas de violencia de género los recursos necesarios para garantizar su protección e inclusión en la sociedad, y ha destacado la importancia de la atención personalizada y especializada según las necesidades y situación de cada mujer.

Al respecto, Gretel Villanueva ha señalado que la sensibilización es clave, y ha resaltado que es fundamental “dar a conocer los recursos disponibles porque muchas mujeres no los conocen”. “Esto es imprescindible para su recuperación”, ha asegurado, y ha recomendado a los sectores que traten con mujeres víctimas de violencia de género “empezar rompiendo la barrera lingüística para que haya una comunicación fácil, y formarse en habilidades sociales”.

Asimismo, Fuensanta Munuera ha insistido en la importancia de la revisión del protocolo y de la “sensibilización de nuestro propio personal para que se trasladen las oportunidades que hay que darle a las mujeres víctimas de violencia de género”.

En este sentido, Lydia Sánchez ha explicado el trabajo que llevan a cabo desde el Plan de Empleo Cruz Roja Asturias, el cual pone el foco en las fases de acogida y de fijación de competencias profesionales, ya que “se trata de mujeres con escasa red de contactos, que generalmente cuentan con poco apoyo y muchas responsabilidades familiares y niños a cargo, lo que dificulta su búsqueda de empleo”.

Además, Gabriela K Ripari ha compartido los beneficios de utilizar el arte como recurso para el empoderamiento y la inclusión laboral de las mujeres en esta situación, comentando el ‘Proyecto Teatro’ de Fundación Ana Bella.

Por otro lado, la figura del compass (‘brújula’, por su traducción del inglés), persona que acompaña a las mujeres en su proceso de recuperación, ha sido un tema transversal de la jornada. Así, la técnica compass de Inserta Empleo Asturias, Leyre Valdés, ha presentado el proyecto ‘Mujer y Salud +’ que se centra en la gestión emocional de las mujeres que forman parte del proyecto ‘mujeres en modo ON VG’. “Este conocimiento en gestión de las emociones es algo que pueden trasladar a todos los ámbitos de sus vidas, no solo al entorno profesional”, ha resaltado.

La clausura ha corrido a cargo de la vicepresidenta tercera de Igualdad, Recursos Humanos, Cultura Institucional e Inclusión Digital del Consejo General de ONCE, Patricia Sanz, quien ha destacado el trabajo que Inserta ha realizado junto con otras organizaciones “no solo para obtener un empleo, sino para mantenerlo”. También ha apuntado que en España hay más de 4 millones de personas con discapacidad, “muchas de ellas, cada vez más, víctimas de violencia de género, algunas de las cuales tienen discapacidad adquirida a través de esa violencia”. 

DATOS SOBRE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y DISCAPACIDAD

Según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019 –la última ofrecida por el Ministerio de Igualdad y la primera que incluye a las mujeres con discapacidad- el 40,4% de las mujeres con discapacidad acreditada ha sufrido algún tipo de violencia en la pareja, frente al 31,9% de las mujeres sin discapacidad.

Asimismo, este mismo informe revela que las mujeres con discapacidad acreditada denuncian el maltrato en mayor medida (30,8%) que las mujeres sin discapacidad (20,9%). Lo mismo sucede con la búsqueda de ayuda formal: el 50,5% de las mujeres con discapacidad ha buscado ayuda formal (médica, psicológica, ha acudido a servicios sociales, etc.) como consecuencia de la violencia de género sufrida a manos de alguna de sus parejas, frente al 31,1% de las mujeres sin discapacidad.

EL PROYECTO

El proyecto ‘Mujeres en modo ON VG’ tiene como objetivo conseguir que las mujeres con discapacidad que han sufrido violencia de género recuperen las riendas de su vida, a través de su inclusión social y laboral.

La iniciativa se enmarca en el Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) que está desarrollando Fundación ONCE a través de Inserta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo con el fin de incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.

CICLO DE ENCUENTROS

Con el objetivo de visibilizar a estas mujeres, dentro del programa ‘Mujeres en modo ON VG’, Inserta puso en marcha en 2020 un ciclo de cinco encuentros con el que pretende concienciar y sensibilizar a los agentes clave, invitándoles a participar en proyectos de empoderamiento de este colectivo.

El primer evento se centró en el papel de las empresas como aliadas; el segundo versó sobre el emprendimiento como forma de empoderamiento de este colectivo; el tercero, sobre las iniciativas de las entidades del sector en cuanto a mujer con discapacidad y violencia de género y el cuarto sobre las sinergias entre entidades públicas y privadas que trabajan la violencia de género. El quinto encuentro, que se celebrará en 2022, se centrará en la sensibilización de la sociedad en general.

Inserta ha atendido en los últimos cinco años a 8 mujeres con discapacidad víctimas de la violencia de género