CRISIS MIGRATORIA

Más de la mitad del alumnado no acude a clases y muchos negocios, cerrados

Más de la mitad del alumnado no acude a clases y muchos negocios, cerrados
clase aula infantil
Imagen de archivo.
Las autoridades marroquíes han comenzado este martes, según fuentes policiales, a actuar en su territorio con material antidisturbios para dispersar a sus ciudadanos que pretendían bordear el espigón marítimo del Tarajal para acceder a Ceuta y la Guardia Civil ha conseguido repeler y expulsar a unos 1.500 interceptados junto a la valla bajo la fórmula del rechazo en frontera

“Más de la mitad” de la población escolar de Ceuta no ha acudido este martes a las aulas de los colegios e institutos de la ciudad, según han calculado fuentes de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) por temor a la situación generada tras la entrada irregular en la ciudad española de más de 6.000 ciudadanos marroquíes durante las últimas 24 horas.

Si bien, a pie de puerta en colegios como el Lope de Vega confirmaban que durante el primer turno de 8 a 11 de la mañana apenas había acudido alumnado a clase, el segundo turno parecía ir recuperando el pulso y eran mayoría los que sí habían acudido a su cita con los profesores.

Buena parte de ellos, en su inmensa mayoría jóvenes varones, sigue deambulando en pequeños grupos por las calles del centro y, sobre todo, las barriadas de la periferia y el puerto.

Muchos negocios no han abierto tampoco sus puertas este martes por la mañana a la espera de que las autoridades logren recuperar la “normalidad” en la ciudad, donde se ha movilizado al Ejército para colaborar con las Fuerzas de Seguridad “para controlar todos los puntos sensibles de la ciudad y mantener el orden en las calles”, aunque según fuentes policiales no se ha producido ningún incidente de gravedad.

Las autoridades marroquíes han comenzado este martes, según fuentes policiales, a actuar en su territorio con material antidisturbios para dispersar a sus ciudadanos que pretendían bordear el espigón marítimo del Tarajal para acceder a Ceuta y la Guardia Civil ha conseguido repeler y expulsar a unos 1.500 interceptados junto a la valla bajo la fórmula del rechazo en frontera, pero todavía no se ha ejecutado la devolución de ninguno de los marroquíes que ha logrado llegar a la ciudad.

Más de la mitad del alumnado no acude a clases y muchos negocios, cerrados