El milagro sefardí y el agradecimiento a las Fuerzas de Seguridad marcan inicio de la Janucá judía

El milagro sefardí y el agradecimiento a las Fuerzas de Seguridad marcan inicio de la Janucá judía
Pulse sobre la imagen para ver más imágenes de la festividad.

- Ante la sinagoga se ha encendido el alumbrado público ornamental y en la Plaza de los Reyes se ha procedido a prender las velas de la Januquía

- La Ley que permite a los descendientes de los expulsados hace más de 500 años recuperar la nacionalidad española marca el inicio de la festividad


La Comunidad Israelita de Ceuta ha elegido este año a mandos de las Fuerzas de Seguridad (Guardia Civil, Policía Nacional y Local) para homenajear el trabajo que realizan día a día y que, según ha recordado en la Plaza de los Reyes tras el encendido del alumbrado público ornamental de Janucá, permite a los judíos desarrollar su vida religiosa cotidiana.

Los actos organizados este miércoles con motivo de esta "milenaria" celebración, que conmemora un hecho milagroso para el Judaísmo ocurrido hace 3.000 años, tras la victoria de los macabeos frente a las tropas helenas, cuando las velas del templo de Jerusalén se mantuvieron encendidas una semana, han reunido a un centenar de ceutíes ante la Delegación del Gobierno.

Previamente, las autoridades y representantes de las comunidades religiosas de la ciudad han encendido las luces decorativas ante la sinagoga.

Una vez en la Plaza de los Reyes, tras un espectáculo de danza, se ha procedido al encendido de las velas de la Januquía, en la que se ha homenajeado a las Fuerzas de Seguridad.

El acto ha venido marcado también por el recuerdo de los sefardíes expulsados de España hace más de 500 años, que ahora pueden "volver a ser españoles de derecho como siempre lo han sido de hecho", según se ha destacado.

El Consejo de Ministros aprobó en octubre un Real Decreto por el que se concedió la nacionalidad española, por carta de naturaleza, a 4.302 ciudadanos sefardíes que han acreditado ser descendientes de los judíos que fueron expulsados en 1492 de España. La Ley que lo permitió, aprobada en junio, va dirigida a los descendientes de sefardíes que fueron expulsados y a los que les fue arrebatada una ciudadanía que pueden recuperar acreditando su origen y su especial vinculación con España a través del conocimiento de la lengua y la cultura, cuya conservación ha sido tildada de "milagro".

El milagro sefardí y el agradecimiento a las Fuerzas de Seguridad marcan inicio de la Janucá judía