GRUPO SOCIAL

La ONCE dio empleo en 2020 a 4 ceutíes con discapacidad pese a perder un 21,9% de su facturación local

La ONCE dio empleo en 2020 a 4 ceutíes con discapacidad pese a perder un 21,9% de su facturación local
Cristóbal Martínez e Isabel Viruet2
Cristóbal Martínez e Isabel Viruet.
En los meses más críticos del estado de alarma, desde la ONCE en Ceuta se realizaron 651 llamadas telefónicas para atender en su mayor parte las necesidades del colectivo de afiliados mayores de 65 años. Cuenta con 154 personas ciegas o con discapacidad visual grave como afiliadas de las que siete son personas con sordoceguera y da cobertura educativa a 31 alumnos de la ciudad.

El Grupo Social ONCE ha combatido el año de la pandemia con un refuerzo de su inversión en servicios sociales a pesar de la caída en sus ventas de productos de juego, según recoge el Informe de Valor Compartido 2020 que ha presentado el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez.

El delegado territorial y la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Isabel Viruet, han presentado el balance de la actividad social y económica del Grupo Social ONCE en la Comunidad Autónoma de Andalucía y en las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla durante el último ejercicio, “el año más difícil de gestionar en la historia de la ONCE”, según admitió Martínez.

En la ciudad el Grupo Social ONCE cuenta con 36 trabajadores. El 58% tienen algún tipo de discapacidad y el 43% son mujeres, logrando así dos objetivos: ser el mayor empleador mundial de personas con discapacidad y cumplir el principio de igualdad y paridad en materia de género. El Grupo Social ONCE cerró el ejercicio con la conversión en indefinidos de dos contratos en la ciudad autónoma. Además, en 2020 logró sacar de la inactividad a cuatro ceutíes con discapacidad, que encontraron empleo dentro o fuera de la Organización, con la intermediación de Fundación ONCE.

Todo ello a pesar de que en la ciudad la ONCE vendió el año pasado 1,45 millones de euros en sus productos de juego que suponen una merma en los ingresos de un 21,90% con respecto a 2019. Lo que no ha cesado es el reparto de fortuna con sus premios, que un año más ha vuelto a sonreír a la Ceuta con 800.000 euros repartidos en toda la ciudad autónoma.

A pesar de las dificultades impuestas por el impacto de la pandemia, el Grupo Social ONCE logró destinar en Ceuta 200.000 euros a inversión social, dirigida a las personas ciegas o con otras discapacidades.

651 llamadas contra la soledad

En los meses más críticos del estado de alarma, desde la ONCE en Ceuta se realizaron 651 llamadas telefónicas para atender en su mayor parte las necesidades del colectivo de afiliados mayores de 65 años, que suman 30 personas en la ciudad autónoma. El trabajo de los voluntarios también resultó decisivo para hacer frente a la pandemia y atender sus necesidades básicas.

En Ceuta, seis voluntarios dedicaron 328 horas a realizar 288 servicios como acompañar a personas en sus tareas más cotidianas durante el confinamiento, como acercarles medicamentos y alimentos o ayudarles en la realización de gestiones médicas.

En el año más difícil, la ONCE dio un plan individualizado de atención a cinco nuevos afiliados que se han incorporado a la Organización durante 2020 en Ceuta. En total la ONCE cuenta en la ciudad autónoma con 154 personas ciegas o con discapacidad visual grave de las que siete son personas con sordoceguera. También dio cobertura educativa, en el curso escolar más complicado, a un total de 31 alumnos ceutíes ciegos o con discapacidad visual grave en todas las etapas educativas, en colaboración con el Ministerio de Educación.

Cristóbal Martínez destacó en este sentido el compromiso con Ceuta, con sus administraciones y sus empresas “para afrontar juntos una recuperación económica que tendrá que ser inclusiva sin dejar a nadie atrás”, destacó. “El desafío que tenemos por delante como sociedad para recuperar el pulso vital, social y económico de Andalucía y de nuestro país no puede dejar a nadie en el camino”, reiteró.

La ONCE dio empleo en 2020 a 4 ceutíes con discapacidad pese a perder un 21,9% de su facturación local