VISITA DE ESCRIVÁ

Vivas estima que en Ceuta apenas queda un uno por ciento de los adultos que entraron en mayo

Vivas estima que en Ceuta apenas queda un uno por ciento de los adultos que entraron en mayo
Entrada masiva de miles de marroquíes por la frontera del Tarajal-11
De los más de 10.000 que atravesaron el Tarajal y Benzú en mayo, apenas quedan cientos en la ciudad./archivo
Vivas aprovecha la visita del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para hacer balance de la crisis migratoria derivada por la entrada irregular de miles de marroquíes el pasado mes de mayo

El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, ha aprovechado su comparecencia conjunta con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para deslizar un dato que en sí mismo da por casi superada la crisis humanitaria originada por el episodio vivido el pasado mes de mayo: “Cerca de entre el 98 y el 99 por ciento de los adultos que entraron en Ceuta han salido de Ceuta. Y han tenido como destino, mayoritariamente, Marruecos”, ha afirmado el presidente. 

Ese porcentaje deja en apenas un par de centenares las personas adultas que seguirían en Ceuta si no menos, si se tiene en cuenta que la cifra global se estimó en unas 12.000 personas. Entre ellas los menores, sobre los que Vivas también ha dado otros dos datos. El 20 de mayo pasado la Ciudad tenía censados a unos 1.100 menores recién llegados a la ciudad de forma aproximada, y de forma igualmente aproximada hoy la ciudad mantiene acogidos a 350 de esos menores. Esto es aproximadamente el 70 por ciento también habrían salido de la ciudad.

Más allá de las frías cifras que sintetizan la tragedia humana por un lado y la “atmósfera de inquietud y angustia y la sensación de estar al borde del abismo”, en palabras de Vivas, que se vivió en aquel momento, están los costes de atender la crisis humanitaria que se derivó de aquellos dos “dramáticos” días de mayo. 

Y ahí, Vivas ha puesto en valor otro dato: la Unión Europea, a través de las gestiones llevadas a cabo por el Ministerio de Inclusión de Escrivá, ha concendido a Ceuta hasta la fecha 13,8 millones en ayudas para paliar los costes derivados de atender las necesidades humanitarias originadas por la crisis. Y la intención es que siga pagando la factura para hacerse cargo de la totalidad de esos costes, según ha explicado el presidente Vivas y ha corroborado el propio Escrivá.

Vivas ha agradecido al ministro la actitud mostrada y la reacción ejecutada por parte de su ministerio y del Gobierno de la nación en general ante lo sucedido el 17 y 18 e mayo pasados: “El Gobierno de la Ciudad y los ceutíes hemos encontrado en todo momento comprensión, complicidad, receptividad y respuestas (…) Encontramos complicidad por parte del ministro a la hora de calificar lo que estaba ocurriendo y de plantear soluciones a lo que no era una crisis humanitaria, pero se convirtió en una situación de emergencia de tal naturaleza. En aquel momento se calificó adecuadamente lo que estaba ocurriendo, se establecieron mecanismos adecuados para contener la entrada”, ha explicado Vivas.

Se trabajo entonces con dos objetivos claros: “la salida de Ceuta de los que habían entrado de forma masiva e irregular aquellos días y la cobertura por parte del Estado y de la Unión Europea de los costes que ocasionaba atender la emergencia que atendimos”, ha explicado Vivas. Ambos objetivos estaría casi conseguidos en su totalidad y se sigue trabajando para borrar de los recursos de acogida y de las arcas públicas todo el rastro de lo sucedido los días 17 y 18 de mayo de 2021.

El presidente de la Ciudad ha vuelto a poner el acento en el pronunciamiento histórico que llevó a cabo la Unión Europea ante los hechos, haciendo hincapié en la resolución del Parlamento Europeo del 10 de junio para apoyar sin fisuras la españolidad de la ciudad y reprobar a Marruecos por lo sucedido.

En ese mismo sentido, el ministro Escrivá ha subrayado a su vez que el hecho de que la Unión Europea haya asumido los costes que la Ciudad ha tenido que ir adelantando para solventar y atender la crisis humanitaria derivada de aquel capítulo es en sí mismo un compromiso inequívoco con la ciudad por parte de las instituciones europeas.

El ministro ha puesto de manifiesto su satisfacción por estar en Ceuta, “enormemente gratificante estar hoy aquí en Ceuta”, ha dicho. Y ha colocado esta visita institucional en el centro de su corazón junto con la realizada en diciembre a la isla de La Palma, por encima de todas las demás que como Ministro ha girado a distintas partes del territorio patrio. 

“Si uno mira en 2021, además del impacto terrible de la pandemia, en estos dos sitios además ha habido dos acontencimientos particularmente adversos y que han tenido una respuesta admirable por parte de las administraciones y de toda la sociedad civil. Uno es La Palma y el otro Ceuta, por lo vivido en mayo. Mi presencia aquí lo que refleja es el compromiso absoluto del Gobierno de España con Ceuta y su futuro, por reforzar la ciudad; y que se manifestó claramente en la reacción por parte del Gobierno y su presidente, Pedro Sánchez, en el mes de mayo”, ha explicado Escrivá.

Vivas estima que en Ceuta apenas queda un uno por ciento de los adultos que entraron en mayo