INCIVISMO

Erre que erre con los vertidos incontrolados de residuos junto a la antigua cárcel de Los Rosales

Erre que erre con los vertidos incontrolados de residuos junto a la antigua cárcel de Los Rosales
residuos cárcel los rosales
Imagen de residuos depositados junto a la antigua prisión durante los últimos días.
"Abandonar muebles, enseres domésticos, trastos viejos o materiales residuales procedentes de pequeñas reparaciones en los domicilios" está tipificado como infracción grave susceptible de multa de entre 750 y 1.500 euros.

Los incívicos no descansan. Ni una semana ha durado limpio el solar ubicado en la parte trasera de la antigua prisión de Los Rosales. Tragsa se llevó de allí más de 540 toneladas de desechos de todo pelaje (7.200 kilos de madera, colchones y basuras; 200 de neumáticos; 530.560 de escombros; y 5.300 de residuos férricos).

El consejero de Medio Ambiente, Yamal Dris, cuyo departamento tuvo que desembolsar 65.000 euros públicos para ejecutar la limpieza, visitó la zona el miércoles y pidió a la ciudadanía conciencia, pero como quien oye llover.

Este lunes ya puede verse de nuevo en la zona la primera montaña de lo que parecen los restos de un cambio de mobiliario y pequeña limpieza de objetos descartados de una vivienda.

La relación ahorro-riesgo de este tipo de comportamientos no es halagüeña: llevarlos al punto limpio no tiene coste para quien se desprende de residuos ordinarios, pero el mero hecho de "abandonar muebles, enseres domésticos, trastos viejos o materiales residuales procedentes de pequeñas reparaciones en los domicilios" está tipificado como infracción grave susceptible de multa de entre 750 y 1.500 euros.

Erre que erre con los vertidos incontrolados de residuos junto a la antigua cárcel de Los Rosales