SEO

La práctica de motocross sin control por áreas protegidas alarma a los ecologistas, que exigen medidas

La práctica de motocross sin control por áreas protegidas alarma a los ecologistas, que exigen medidas
Imagen de recurso de un sendero en García Aldave.
Imagen de recurso de un sendero en García Aldave.
El Grupo Local de la SEO alerta de que "el problema del gravísimo impacto que el tránsito incontrolado de vehículos motorizados tiene sobre el medio ambiente y particularmente sobre algunas zonas muy sensibles dentro de la zona ZEPA Benzú-Calamocarro se ha incrementado alarmantemente en los últimos meses" ante la anuencia de la Consejería de Medio Ambiente y la Guardia Civil.

El coordinador del Grupo Local de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), Miguel Ángel Guirado, ha denunciado este lunes que "el problema del gravísimo impacto que el tránsito incontrolado de vehículos motorizados tiene sobre el medio ambiente y particularmente sobre algunas zonas muy sensibles dentro de la zona ZEPA Benzú-Calamocarro se ha incrementado alarmantemente en los últimos meses como consecuencia del confinamiento de nuestra ciudad y la falta del correspondiente y obligado plan de gestión de dicha zona, que debe contemplar la regulación de este tipo de actividades".

Por ello, ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente "que adopte las medidas urgentes necesarias y dé instrucciones a la autoridad competente para que acabe, de una vez por todas, con esta actividad descontrolada".

Según la SEO, "todos los fines de semana se ven a grupos de motoristas transitando fuera de carreteras y pistas por zonas de gran valor ecológico, y se encuentran rodadas por todos lados".

"A pesar de las llamadas al 112 las patrullas de la Guardia Civil no hacen acto de presencia y, si lo hacen, no actúan y permanecen observando como meros espectadores sin impedir la práctica de motocross"

Mientras la pista habilitada para la práctica de ese deporte en el Monte Hacho con un desembolso de cerca de 100.000 euros permanece cerrada supuestamente a la espera de la firma de un convenio, los daños son cada vez más evidentes "en muchas zonas donde se han abierto caminos" y con "un especial agravamiento de los procesos erosivos y de pérdida de cubierta vegetal en las zonas afectadas por los incendios del año pasado, causando un grave impacto sobre la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Benzú-Calamocarro".

La entidad ecologista ha recordado que "está totalmente prohibido circular con vehículos a motor fuera de carreteras y pistas, y que en los caminos donde se puede circular la velocidad está limitada". Sin embargo, "a pesar de las llamadas al 112 las patrullas de la Guardia Civil no hacen acto de presencia y, si lo hacen, no actúan y permanecen observando como meros espectadores sin impedir la práctica de motocross".

"Además, no se respetan las normas de restricción sanitarias establecidas en plena pandemia y se ha observado la concentración de numerosas personas que pasan todo el día en el campo, especialmente en el campo de tiro bajo el monte de la Tortuga, sin que la Benemérita haya tomado cartas en el asunto", ha añadido.

Para el Grup oLocal de la SEO "no tiene ningún sentido tener cerrado el recién creado circuito de motocross alegando razones sanitarias y que luego se deje practicar esta actividad sin ningún control dentro de la zona ZEPA y con el evidente riesgo sanitario al concentrarse tanta gente en el mismo lugar para la práctica de motocross".

La práctica de motocross sin control por áreas protegidas alarma a los ecologistas, que exigen medidas