El comité electoral no valoró la petición de Cucurull de encabezar la candidatura al Congreso


El comité electoral no valoró la petición de Cucurull de encabezar la candidatura al Congreso

-Aún no hay ninguna decisión tomada para sustituir al senador en la candidatura

-El preisdente del Comité Electoral da por descartado que sea una mujer quien suceda a Fernández Cucurull en la papeleta al Senado

La renuncia de Nicolás Fernández Cucurull ha introducido un componente de zozobra en la elaboración de la candidatura del PP ceutí para el próximo 20N con el que nadie contaba. Todo parecía más bien ir rodado y todo el mundo daba por hecho que el ‘ticket’ electoral iba a ser el mismo que hace cuatro años, con el cambio de Francisco Márquez por Francisco Antonio González, o en palabras de Vivas la intención era “mantener el equipo titular”.

Así las cosas al Comité Electoral le esperan estos próximos días reuniones y un cierto trabajo con el que no contaba. De momento no hay nada. Lo dice su presidente, Rogelio Martínez: “Estamos esperando a que acabe la convención y cuando esté aquí la gente trataremos el asunto”.

Desde Málaga, el ex congresista, Francisco Antonio González, asegura que en las conversaciones que él ha participado, no se ha tocado el tema. Y atribuya esta inusual tranquilidad a la garantía de victoria en Ceuta y en España.

Los medios de comunicación ofrecieron nombres desde el mismo día que Nicolás Fernández Cucurull dimitió. Uno de los que ha sonado, el del actual presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado, parece descartado.

“Precisamente, no puedo afirmar nada, nunca le he visto ninguna intención de que tuviera interés en ocupar el cargo de Senador”, apunta el presidente del Comité electoral.

Rogelio Martínez da otra clave de la sucesión a Nicolás Fernández Cucurull. “Como va Sanín, tampoco creo que vaya a ser una mujer, no van a ser dos mujeres los senadores que tengamos en Ceuta”, explica.

Otras fuentes del partido, cercanas al Comité Electoral, aseguran que Carmen Gutiérrez, hermana del diputado por Melilla, será la suplente de Francisco Márquez, y que para la candidatura del Senado figuraban Meriem Hamido y Jesús Perea como suplentes. Pero se da por hecho que no se tirará de ninguno de ellos para suplir a Cucurull y que se busca un candidato con cierto peso y nombre, de ahí que en las quinielas haya salido el nombre de Torrado.

La sucesión no parece fácil viendo la cantidad de adhesiones y alabanzas a la labor de Nicolás Fernández que se escuchan estos días.

“Algunos nos puede pesar la actitud que ha tomado. A mí el primero. Yo dudo mucho que alguien se alegre, gente del PP, de que se haya ido. En otros lugares sí, yo dudo que haya alguien que se alegre, empezando por el candidato al congreso. ¿Que haya gustado más o menos? También lo tenían que haber respetado desde la dirección nacional, hay un medio que recoge unas declaraciones de un miembro de esa dirección en las que dice que se ha equivocado”, resume un cargo del Gobierno de Vivas.

Parecida valoración se hace desde el sector más crítico con la gestión del partido. En ese sector no gusta tampoco que las reuniones del Comité Electoral hayan sido casi secretas. Y se apunta a que algunos miembros de ese comité no fueron convocados a las reuniones.

El presidente del mismo Rogelio Martínez constata que fueron dos veces las que se reunieron. Y que aunque se trató la candidatura en global, sólo se ratificó la del Congreso, que era lo que había pedido la Dirección Nacional de cara al acto de Málaga, en dónde lo que se presentó fue a los cabezas de lista al Congreso. El Senado no corre prisa.

“Él manifestó en algún momento que él tenía sus pretensiones de aspirar a lo de diputado pero siempre creía que se quedaría con lo de Senador, pero al parecer pues no”, resume Rogelio Martínez.

La aspiración de Fernández Cucurull de concurrir como candidato al Congreso no parece que quitara el sueño al comité. Martínez dice al mismo tiempo que “claro que se trato la cosa de Nicolás” y que “no se puso nunca sobre la mesa la cuestión de si Nicolás podía ir de diputado. No se puso. Que las reuniones que tuvimos y de lo que se habló, el diputado iba el que era y el que fue. En esos momentos y en ese tiempo no se habló de eso. No salió a colación en ese momento. La sorpresa mía fue cuando me entero al día siguiente de que había habido esa rueda de prensa y él no aceptaba ir como senador”.

“Yo nunca tuve la idea de que Nicolás pretendiera sobre todo el ir de diputado. Para mí es una cosa que ha aparecido ahí. No sé si en otros términos lo sabrían, no lo sé”, apostilla Rogelio Martínez.

Y su renuncia deja honda sorpresa al presidente del comité electoral. “Yo nunca creía que lo dejaría”, afirma. Y como todo el partido lamenta y respeta su decisión: “Para mí Nicolás ha sido un senador hasta ahora estupendo, lo ha hecho muy bien. Sé que gozaba de prestigio entre los compañeros. Lo siento, y lo siento de verdad”.

Lea también:

Radiografía del PP ceutí ¿en crisis?

El comité electoral no valoró la petición de Cucurull de encabezar la candidatura al Congreso