Imbroda pide al Supremo declarar “cuanto antes” y descarta dar “un paso atrás” en política


Imbroda pide al Supremo declarar “cuanto antes” y descarta dar “un paso atrás” en política

 

- "No hubo mala fe ni dolo ni intención de engañar ni saqué ningún provecho porque yo no tenía idea de eso, soy un profano y a lo sumo me pillarán como a un pardillo”, asegura sobre el proceso penal que le ha abierto la Justicia

- El presidente reclama que se distinga claramente “la corrupción, en la que incurre quien se lo lleva caliente, de [incumplir] las normas administrativas”

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha asegurado este jueves en Ceuta que está “deseando” ser llamado a declarar por el Tribunal Supremo en el marco del proceso penal que se le ha abierto para investigar si incurrió en un delito de prevaricación administrativa en la contratación de un abogado externo con fondos públicos para defender a la administración durante la década pasada.

“Estoy a disposición para que me pregunten desde ya mismo porque en primera instancia no me permitieron aclarar y presentar la documentación correspondiente por ser aforado pero ahora cuanto antes me llamen, mejor”, ha subrayado antes de dejar claro que no piensa dar “ni un paso atrás” en su carrera política por ello.

En rueda de prensa y partiendo de su “respeto absoluto” a las decisiones judiciales, el político melillense ha querido dejar claro que en la causa “no hay nada”. “Estoy convencido de que no se produjo ninguna ilegalidad, aunque ahora parece que para ser alcalde hay que ser catedrático de Derecho Administrativo”, ha lamentado Imbroda, quien ha citado a Felipe González para reclamar que se distinga claramente “la corrupción, en la que incurre quien se lo lleva caliente, de las normas administrativas”.

“Hablamos de un asunto que data del año 2000, de unas facturas que se pagaron un 50% por debajo del precio de tarifa y sobre las que ningún técnico hizo ninguna salvedad… No hubo mala fe ni dolo ni intención de engañar ni saqué ningún provecho porque yo no tenía idea de eso, soy un profano y a lo sumo me pillarán como a un pardillo”, ha añadido.

Con otro “ahí no hay nada” ha respondido a las preguntas de los periodistas sobre la investigación que sigue la Guardia Civil contra 16 personas, entre ellos miembros de su Gobierno, por supuestas irregularidades en el campo de golf de la ciudad norteafricana. “Los afectados van a salir por la puerta en cuanto declaren porque lo único que se ha hecho es colocar unos palito con una visera para que los niños jueguen, poner un toldo en un patio y ajustar el pago de unas tasas a la Consejería de Deportes”, ha resumido.

"Tengo que seguir con la bandera en la mano"

A renglón seguido ha destacado que el PSOE de Melilla “está loco” porque dimita pero ha aseverado que no lo hará. “Sus dos diputados sí están procesados, no imputados sin haber declarado, y ninguno ha dado un paso atrás pero me lo piden a mí porque las encuestas anuncian que revalidaremos la mayoría”, ha comparado sus situaciones judiciales el presidente, que “aunque el cuerpo a veces me pide descansar” descarta abandonar la política.

“Estamos aquí por patriotismo y yo tengo una responsabilidad con mi gente, con Melilla, que no me deja dar un paso atrás porque sé lo que pasaba antes en mi ciudad, porque conozco sus problemas y porque sé lo que necesita en el futuro. Ninguno somos imprescindibles”, ha hilvanado, “pero yo tengo que seguir con la bandera en la mano”.

Imbroda pide al Supremo declarar “cuanto antes” y descarta dar “un paso atrás” en política