El PP abre tres puertas para saltarse la obligación de licitar los contratos superiores a 500 euros

El PP abre tres puertas para saltarse la obligación de licitar los contratos superiores a 500 euros
El Consejo de Gobierno ha aprobado este lunes el proyecto de Presupuestos para 2016.

- El Gobierno incluye tres "excepciones": "contratos en los que concurran circunstancias de carácter excepcional", cuando "por circunstancias objetivas el precio no deba ser determinante" y para "necesidades que requieran ser atendidas de manera inmediata"

- En los dos primeros casos será preceptivo contar con la bendición de Intervención y en el tercero, con el de la Consejería de Hacienda


El Gobierno de Ceuta sigue plegando velas con la política de transparencia y competitividad con los contratos menores, otrora adjudicados sistemáticamente a dedo a precios pactados con el adjudicatario. Hace doce meses, la Consejería de Hacienda, a instancias de los técnicos, incluyó en el proyecto de Presupuestos para 2015 que se licitasen todos los gastos superiores a un euro. El documento definitivo elevó ese mínimo a 500 euros.

En febrero, acosado por el deseo de los políticos de más manga ancha para contratar y por la reclamación de algunos empresarios de volver al sistema anterior, el PP aprobó en el Pleno dar marcha atrás, aunque no llegó a concretar su intención. Hace unas semanas, la patronal, liderada por los constructores, volvió a darle un capón.

Pese al millonario ahorro logrado con las licitaciones, el Ejecutivo de Vivas ha materializado en las Bases de Ejecución del Presupuesto para 2016 su abdicación. Lo hace a través de tres "excepciones" genéricas para saltarse la obligación de publicar en Internet todos los gastos superiores a 500 euros.

Las salvedades se establecen "para aquellos contratos en los que concurran circunstancias de carácter excepcional" que tendrán que justificarse "mediante informe emitido por los técnicos adscritos a la Consejería promotora del contrato y siendo necesaria su aprobación previa por parte de la Intervención de la Ciudad, que versará sobre la apreciación de las circunstancias esgrimidas para aplicar la eximente de la licitación".

Tampoco habrá que convocar concurso "para los casos en que por circunstancias objetivas el precio no deba ser determinante" ni "para las necesidades que requieran ser atendidas de manera inmediata", en este caso simplemente con el beneplácito de la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Pública "previa solicitud justificada de la Consejería promotora".

El PP abre tres puertas para saltarse la obligación de licitar los contratos superiores a 500 euros