A PETICIÓN DE LA PATRONAL Y CABALLAS

El Gobierno acepta retrasar hasta las 20.00 horas el cierre de la actividad no esencial

El Gobierno acepta retrasar hasta las 20.00 horas el cierre de la actividad no esencial
La dselegada, Salvadora Mateos, el presidente, Juan Vivas, el consejero de Sanidad, Javier Guerrero y el responsable de Ingesa, Jesús Lopera, en el Colegio de Médicos
Vivas y Guerrero, con Mateos y Lopera, en una imagen de archivo.
El Ejecutivo local acepta el planteamiento de mínimos expuesto por la patronal y planteado en la Junta de Portavoces por Caballas y demora dos horas su plan inicial para incrementar las limitaciones de actividad para controlar la pandemia.

El Gobierno de la Ciudad ha dado su brazo a torcer y, "atendiendo a la petición [de mínimos] realizada públicamente por la Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios y Centro Comercial Abierto", ha decidido retrasar de las 18.00 a las 20.00 horas el cierre de la actividad no esencial que va a proponer al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para su implementación desde la próxima semana.

El Ejecutivo local atiende de esta forma también la petición que, en la Junta de Portavoces del viernes, le trasladó el representante de Caballas, Mohamed Ali, para minimizar las consecuencias económicas de las medidas restrictivas siempre y cuando tuviese el visto bueno de los expertos y aunque fuese con carácter temporal en función de la evolución de los indicadores epidemiológicos.

Mohamed Ali se ha "congratulado" por la nueva posición de la Consejería en sus redes sociales y ha reclamado a la ciudadanía "absoluta disciplina civil" en el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias.

Según el Gobierno, su viraje se ha producido "consultados los servicios técnicos de la Consejeria de Sanidad, Consumo y Gobernación y tras recabar el parecer de los grupos políticos de la Asamblea".

Dicha decisión será incorporada al decreto del Consejero de Sanidad, que está previsto se remita el lunes al Tribunal Superior de Justicia de Andalucia, a efectos de su preceptiva validación.

El Gobierno acepta retrasar hasta las 20.00 horas el cierre de la actividad no esencial