Ramón Rodríguez Casaubón

Decididamente la moción de censura de Vox ha sido una gran MENTIRA que ha derivado en el mayor fracaso político, supuestamente, y personal, ciertamente, de Abascal hasta ahora. Los medios de comunicación y cualquier organización de derecha se han apresurado a realizar grandes titulares sobre que Casado se corona reina madre del centro-derecha español. Sinceramente he de decir que el discurso de Casado poniendo en su sitio a Vox me ha gustado, pero no engañado. No ha sido un argumentario de un defensor de la democracia española, luego desarrollaré este punto, sino de un defensor de su sillón. Del trío “la.la,la” de la plaza de Colón ya solo queda Abascal. Rivera se inmoló consumido por su giro a la ultraderecha (sinceramente no le costó mucho el viraje, apenas uno o dos grados) y Casado se escondió tras Abascal. Ahora parece resuelto a salir, pero lejos de lo que los grandes analistas políticos de derechas han dicho esto no es el triunfo de Casado sino el comienzo de la mítica escena de Titanic y Casado es el capitán del barco. El centro aún lo estamos buscando, creemos que saltó a las heladas aguas de la política española cuando Casado tomó el mando del PP y que si no está ahogado se le está haciendo una reanimación cardiopulmonar, evolucionando el paciente muy lentamente. Lo de hoy no ha sido más que un mínimo triunfo cortoplacista de Casado, a medio y largo plazo ha alimentado y más de lo que piensa a Vox. El tiempo dictará sentencia confirmando o negando mi afirmación. Leo en ABC: “Pablo Casado, ha desplegado a las alas del centro derecha arrinconando a Abascal. «No somos como usted porque no queremos ser como usted, así de sencillo», «nos hace venir a perder tiempo en plena segunda oleada de contagios», o «nadie debería romper los abrazos que Suárez, la Pasionaria y Gutiérrez Mellado» fueron algunas de los dardos que lanzó Casado”. Fuego de artificio para rellenar portadas e intentar recobrar un protagonismo que nunca ha tenido y que perderá pasado mañana. Enlazo aquí con mi explicación sobre que no ha defendido la democracia realmente pues Casado, su PP, gobierna con el apoyo de Vox en Andalucía, Murcia, Madrid o Ceuta con lo que destroza su frase de “nadie debería romper los abrazos que Suárez, la Pasionaria y Gutiérrez Mellado”. Demostrando que el PP no solo está abrazado a Vox sino besándose apasionadamente.

Por su parte Sánchez ha estado al nivel que se le supone a un presidente del Gobierno de un país como España. Demostrando la incapacidad de Abascal para ostentar alguna vez un cargo de tanta relevancia y responsabilidad. Pero … Sánchez es Sánchez y no ha dejado pasar la oportunidad de intentar epatar y hacer algún juego de malabares y de ahí la paralización de la reforma del Poder Judicial. ¡De ahí, y de Europa! Pero … si Sánchez espera que Casado negocie como un demócrata defensor de la Constitución española la reforma del Poder Judicial que primero rompan sus afectox, abrazox y besox con Vox en determinadas comunidades y ciudades autónomas siendo consecuente con las críticas vertidas durante la moción hacia los fascistas de la ultraderecha. Pero … no creo equivocarme al decir que Casado volverá a solicitar como condición que Unidas Podemos no participe en la negociación. Demostrando lo falso de su posicionamiento democrático y constitucionalista en su intervención de ayer en el Congreso. Casado es tan creíble como Aznar en su intervención sobre las armas de destrucción masivas cuando la tristemente famosa foto del trío de las Azores. Y es que en definitiva la derecha española lleva demasiado tiempo de trío en trío. Trío la,la,la durante los 60, trío de las Azores al principio del 2000, trío de Colón en 2019 y trío aceitunero con Gamarra, Egea y Casado actualmente. Los tres “centristas”. Gamarra acusando a Sánchez de dictador y querer instaurar una dictadura en España. Muy moderado y centrado no parece. Pero son centristas. Casado vetando a partidos políticos democráticos como Podemos en negociaciones para renovar el órgano de gobierno de los jueces. Muy moderado y centrado no parece. Pero son centristas.

abascal vox moción

Unidas Podemos e Iglesias han demostrado lo que somos y para lo que hemos llegado y es ni más ni menos que mejorar la calidad democrática de nuestro país luchando por y desde la igualdad.

Abascal, el “monosabio” de Casado ha salido escardado del Congreso y quedado retratado en toda Europa. Pida los pañuelos de papel o el rollo de papel higiénico a Casado y séquese las lágrimas, aunque tal vez, hoy, también le niegue eso su querido y “respetado Pablo” Casado. La historia de la palabra monosabio es curiosa y está perfectamente traída a colación por el “respetado Pablo” de Abascal. Los monos sabios eran un grupo de monos amaestrados que en el siglo XIX trabajaban en un café de Madrid. Dos funciones diarias. “El Africano”, “La señorita Batavia” o “El Intrépido Payaso” entre otros eran sus nombres. Y sin dudas Casado ha dejado a Abascal retratado como un intrépido payaso. Abascal ha actuado con más lealtad hacia Casado que Casado hacia Abascal, que ha ido a destrozarlo en lo político y sobre todo en lo personal

“Ha presentado una moción contra el partido que le ha dado trabajo durante 15 años”, le ha dicho Casado a Abascal y añadido, “Usted ya tenía cargo público cuando yo estaba en el colegio”. En un minuto lo tacha de desagradecido y parásito político. Amén de monosabio. En lo político fue especialmente contundente con la cita de Cánovas del Castillo, “En política lo que no es posible es falso”. Y concluyo remitiéndome con esta frase a la gran MENTIRA que suponía, y ha demostrado ser, esta moción de censura que finalmente solo ha censurado al propio Abascal pero que creo que a la larga pasará factura electoral al PP. A esta gran MENTIRA la precede inmediatamente otra, que el PP rompe con Vox. No ha sido así y no será así. Casado ha luchado por salvar su imagen y Vox le ha pegado otro bocado a sus votantes. Casado ninguneando a Abascal se salva hoy, pero parte de los votantes del PP ya son futuros votantex de Vox.