vagner

Vagner Love, delantero del Palmeiras, es agredido por tres ultras después del entrenamiento

El delantero brasileño Vagner Love, de Palmeiras, fue agredido por tres hombres de una facción de la hinchada del club de la ciudad de San Pablo, lo que generó una grave crisis en la institución, que analiza colocar guardaespaldas a todos sus futbolistas.

Palmeiras dejó escapar en las últimas seis fechas su cómoda posición de líder del campeonato brasileño, en el que marcha en tercera colocación. Vagner Love, que juega a préstamo procedente del CSKA de Moscú, fue golpeado por tres hombres que lo agredieron cuando iba a subir a su automóvil, a la salida de un banco de la zona oeste de San Pablo, en el barrio de Perdizes. La policía detuvo a los tres sospechosos de haber agredido a Vagner Love, que pertenecen al grupo "Mancha Alviverde" de la hinchada de Palmeiras.

El presidente de Mancha Alviverde, André Guerra, negó vinculaciones con el caso pero afirmó que "la gente no quiere más a Vagner Love en el equipo por ser un responsable de haber perdido el campeonato". "Juega mal y encima va a las discotecas. Tuvimos el campeonato en las manos pero este equipo mostró un fútbol vergonzoso", disparó Guerra en una entrevista concedida al diario Lance!.

El equipo del DT Muricy Ramalho perdió grandes chances en las últimas fechas al ser pasado en la tabla primero por Sao Paulo y luego por Flamengo, único líder con 64 puntos que puede consagrarse campeón, en la ultima jornada. Internacional, Palmeiras y Sao Paulo están con 62 unidades. Gilberto Cipullo, dirigente de Palmeiras, anunció que hablará con la policía del Estado de San Pablo para analizar la posible contratación de guardaespaldas particulares para los jugadores de Palmeiras. "Vagner Love fue víctima de un acto de vandalismo y estaremos al lado de el para reclamar los castigos correspondientes", afirmó el dirigente.

El equipo estudia concentrarse y entrenar en Itú para escapar de las posibles agresiones de los hinchas. El propio Vagner Love casi se pelea con hinchas cuando paró en una estación de combustible con su automóvil. El autobús de los jugadores fue agredido a piedrazos por hinchas en el marco de la fecha pasada.

"No pasa nada grave, todavía estoy vivo"

Vagner Love respondió a periodistas acerca de la agresión sufrida que "no pasa nada grave, todavía estoy vivo". El jugador internacional brasileño reaccionó cuando escuchó que los tres individuos que le seguían hasta su coche le espetaron: "Negro bailarín, ¿cuándo mierda vas a meter un gol?". El delantero intercambió golpes pero recibió puñetazos y patadas, aunque la policía llegó en el momento justo para evitar males mayores.

Los aficionados ultras del Palmeiras han sido detenidos y el club, mientras, se plantea reforzar sus medidas de seguridad.