RECONOCIMIENTO EXTRAJUDICIAL

C’s no descarta acudir al juzgado o exigir responsabilidades por lo sucedido con Limpiasol

C’s no descarta acudir al juzgado o exigir responsabilidades por lo sucedido con Limpiasol
Varga durante el pasado debate sobre el Estado de la Ciudad./archivo
Varga durante el pasado debate sobre el Estado de la Ciudad./archivo  

El último partido de la oposición, Ciudadanos, ha mantenido un encuentro este viernes por la mañana con la plantilla de la empresa Limpiasol. Los trabajadores aún no han cobrado la nómina de abril y la empresa ha anunciado que lleva prestando servicio para el Ayuntamiento, limpiando los edificios públicos, desde el pasado agosto, sin cobrar, y al parecer, según ha reconocido el propio Ejecutivo este mismo viernes, sin contrato. Y tras el encuentro, su diputado, Javier Varga, ha trasladado su opinión sobre el asunto. El partido ni descarta emprender acciones judiciales ante el reconocimiento de deuda con el que el Gobierno quiere resolver la situación y que aprobará el martes, ni tampoco exigir al Ejecutivo responsabilidades políticas por lo sucedido.

“El Ayuntamiento pone como excusa siempre que el servicio tiene que continuar que no se puede dejar de prestar servicio, pero lo que no dicen es que están en una situación completamente ilegal. Por que han tenido dos años para preparar la licitación y llevan ya más de 7 meses sin contrato y sin que se haya producido la licitación. Es algo bien simple, el Ayuntamiento sabiendo cuando acaban los contratos debería actuar con la previsión suficiente como para preparar la licitación y proceder a una nueva adjudicación. Es el problema de fondo, al final tanto los trabajadores como la propia empresa se terminan convirtiendo en cómplices de la situación”, ha explicado Varga tras escuchar a la plantilla.

Para el diputado de Ciudadanos la solución, “la única”, que tiene el Ejecutivo de Vivas es “licitar adecuadamente” el servicio. “Si fuese legal podrían pagar perfectamente el servicio que presta esta empresa y a los trabajadores y no lo hace porque en algún punto no están dentro de la Ley”, ha aclarado Varga. De ahí, que ahora el Gobierno quiera recurrir al “consabido” reconocimiento de deuda para, según Varga “convertir en legal algo que es ilegal”. Además el de Ciudadanos cree que el Ejecutivo “abusa reiteradamente” de un recurso que tiene “carácter excepcional”, ha recordado.

De ahí que haya anunciado que estudiarán con detalle el caso y que aunque “nuestra prioridad es facilitar que los trabajadores cobren y trataremos de encontrar una solución”, Varga ha recordado lo que anunció su partido por su propia boca durante el debate de los Presupuestos Generales de la Ciudad el pasado fin de año: que llevarían a los Tribunales cualquier reconocimiento de deuda que se produjera a partir del uno de enero. Tal sería el caso previsto para solucionar el conflicto con Limpiasol.

Así, Varga ha querido dejar “bien claro que esta forma de actuar del Ayuntamiento está completamente al margen de la Ley”.

Para Varga tanto los trabajadores, como la empresa, y así también se siente su grupo parlamentario acaban “convirtiéndose en cómplices y rehenes” del Gobierno por su mala praxis. De ahí, que aunque su voluntad sea la de facilitar que los trabajadores cobren, no descarten la vía judicial para escarmentar al Ejecutivo que entiende que se encuentra ante una “situación que reiteradamente se produce. Contratos que finalizan y no se licitan. Contratos próximos a finalizar y no se preparan con la suficiente antelación los pliegos, corresponde a una forma de actuar de este Gobierno completamente provisional y al margen de cualquier responsabilidad ordinaria. Estamos hablando del día a día de un Ayuntamiento”.

“Si esta ausencia de contrato se debe a que una autoridad política o un funcionario no ha tomado la decisión que le correspondía en ese momento, evidentemente habría que exigir responsabilidad. Yo creo que debería ser el propio Gobierno el que debería identificar por un lado y exigir esa responsabilidad si se ha producido”, ha apuntado Varga.

C’s no descarta acudir al juzgado o exigir responsabilidades por lo sucedido con Limpiasol