El Gobierno de Vivas prevé invertir 131 millones en obra pública hasta el final de 2019
ECONOMÍA
Plan de inversiones

El Gobierno de Vivas prevé invertir 131 millones en obra pública hasta el final de 2019

Siete millones para reformar la Gran Vía, Jáudenes y la Plaza de África; más de 4 años para mejorar los servicios básicos del Príncipe; 3,5 para la pista de atletismo en 2019... El proyecto de Presupuesto de la Ciudad para 2018 recoge en su Plan de Inversiones un programa de obra pública como en los 'buenos tiempos' a razón de más de 40 millones de gasto cada ejercicio.


Al Día
¿En qué se gasta el dinero el Gobierno?
ECONOMÍA
Presupuestos 2018

¿En qué se gasta el dinero el Gobierno?

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta tiene previsto gastarse casi 280 millones de euros durante 2018. Casi trescientos millones de euros de los que más de 80 se destinan a personal, con diferencia la partida más abultada de los Presupuestos de la Ciudad para 2018, pese a las continuas advertencias del Tribunal de Cuentas que alerta del desproporcionado volumen de este capítulo.

Cultura consolida y restaura tres torres de las Meriníes y proyecta continuar este trabajo en otras dos
CULTURA
Con cargo al 1,5 % Cultural

Cultura consolida y restaura tres torres de las Meriníes y proyecta continuar este trabajo en otras dos

La Consejería de Educación y Cultura ha terminado las obras de consolidación y restauración de las torres 8, 9 y 10, y de los paramentos entre ellas, de las Murallas Merinidas, una actuación que ha requerido una inversión de unos 370.000 euros de los que la Ciudad ha aportado 93.000 y el Ministerio de Fomento, con cargo al 1,5 % Cultural,  277.000 euros.

Nacionalismo(s)

En las discusiones acerca de lo que ocurre en Catalunya, es común la apelación a argumentos antinacionalistas por parte de quienes se oponen a que el pueblo catalán pueda expresar en unas urnas qué clase de relación jurídica quiere con el resto del Estado. El nacionalismo es algo malo, dicen, una aseveración que, de un lado, no hace distinción alguna entre los diferentes universos simbólicos que pueden constituir las distintas identidades nacionales y que, de otro, asume que cualquiera que esté a favor de un referéndum es, automáticamente, un nacionalista. Dos errores que lastran la posibilidad de cualquier debate serio.

Lo más visto



Facebook