PAGARÁ CASI 80 EUROS AL DÍA

La Ciudad adjudica a una fundación andaluza la acogida integral de 60 niños migrantes durante 6 meses

La Ciudad adjudica a una fundación andaluza la acogida integral de 60 niños migrantes durante 6 meses
menores mena la esperanza
menores mena la esperanza  

SAMU, que cuenta con 16 centros repartidos por Andalucía, se ha hecho con los cuatro lotes en que se dividió el concurso para externalizar la prestación de alojamiento, manutención y formación "en un ambiente lo más parecido al hogar familiar" a sesenta niños migrantes a razón de casi 80 euros por adolescente y día. La Administración autonómica mantendrá su tutela.


La Ciudad Autónoma va a externalizar por primera vez la atención a menores extranjeros no acompañados (MENA). La Administración ha rematado con su adjudicación a la Fundación SAMU la licitación del servicio de acogimiento residencial de sesenta plazas para niños migrantes. Esa entidad andaluza ha sido la única que concurrió a los cuatro lotes de quince jóvenes cada uno en que se dividió el concurso para garantizar que pudiesen concurrir empresas al mismo.

SAMU tiene experiencia y muchos recursos en este ámbito. A finales de 2018 atendía en 16 centros repartidos por distintas provincias de Andalucía a unos 560 menores que habían llegado de forma clandestina a España sin la compañía de un adulto. Dispone de Unidades de Acogida Temporal de Emergencia (UATE), centros de Atención Inmediata y centros de Atención Residencial Básica (ARB).

Esta fundación fue también la que instaló en los bajos del Centro de Realojo Temporal de ‘La Esperanza’ los módulos prefabricados (‘iglús’) a los que recurrió por emergencia la Ciudad como solución transitoria para poder albergar en condiciones a todos los adolescentes de origen marroquí (sobre todo) y subsahariano que recibió en la segunda mitad de 2018.

Ahora esos módulos serán desmontados y SAMU deberá dar alojamiento, manutención y formación a sesenta MENA durante seis meses (prorrogables por otros tantos) a razón de 818.000 euros cada medio año. Su oferta se ha situado muy ligeramente por debajo del presupuesto base de licitación (854.736 euros calculados a partir de un importe de 79,14 euros por niño migrante albergado y día) y la Administración local prevé formalizar el contrato a mediados de julio.

La adjudicataria debe garantizar a los jóvenes "un ambiente lo más parecido al hogar familiar dentro de las características del centro para posibilitar su integración social y laboral”

La empresa quedará obligada a garantizar “una asistencia y tratamiento especializado a los menores” con las atenciones de “alojamiento, alimentación, vestuario, sanitarias, sociales, de formación, aprendizaje y psicopedagógicas que sean necesarias para su desarrollo integral en un ambiente lo más parecido al hogar familiar dentro de las características del centro para posibilitar su integración social y laboral”.

La atención a los jóvenes deberá “responder a las necesidades propias derivadas de su procedencia y su identidad cultural, lingüística, religiosa, etcétera, inspirándose en los principios de convivencia, integración y normalización, sin prácticas segregadoras o discriminatorias”. Si alguno de los jóvenes acogidos se fugase los hechos deberán “denunciarse” ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y dar parte igualmente al Área de Menores de Ceuta.

Las instalaciones en las que se dé alojamiento a los MENA, que previsiblemente serán elegidos entre aquellos con edades más próximos a la mayoría de edad, tendrán que estar “acreditadas por la entidad pública competente en el territorio en el que se encuentren ubicadas” y disponer de plazas vacantes suficientes. Los ingresos se producirán por resolución administrativa de acogimiento residencial, ejerciendo el director del Centro de destino la guarda de los menores y manteniendo la Ciudad su tutela.