LOS SINDICATOS DENUNCIAN

La Ciudad ha perdido decenas de juicios por no pagar el ‘plus de pantalla’ y sigue pleiteando

La Ciudad ha perdido decenas de juicios por no pagar el ‘plus de pantalla’ y sigue pleiteando
Sede de UGT en el Ayuntamiento
Sede de UGT en el Ayuntamiento  

Cuando el juez levanta la vista y ve al abogado de la Ciudad con una denuncia por impago del preceptivo ‘Plus por manejo de terminal informático’ suele exclamar “¿Otra vez el plus de pantalla?” Y el caso, uno más, queda visto para sentencia porque las sentencias en contra se acumulan en la Ciudad. Tanto que hasta el propio abogado de la Ciudad se vio obligado a acudir a los tribunales para que se le abonara el plus como funcionario de la ciudad autónoma.

Dejando a un lado la mera existencia de un plus salarial por manejar un ordenador en el siglo XXI,  se trata de un extra aprobado a finales de los 80 que oscila entre los 75 euros del primer tramo, los 93 euros para los funcionarios con más de dos años y 135 euros para los más de cinco. Un plus que la Ciudad dejó de abonar en 2012, fiándolo a los tribunales pues para su cobro cada empleado debe reclamarlo ante la Justicia. En el caso de los funcionarios la victoria es automática, no así en el caso del personal eventual donde escasean.

¿Prevaricación? ¿Malversación?

Desde entonces los pleitos por el ‘plus de pantalla’ se cuentan por decenas por el empecinamiento de la Ciudad, lamentan fuentes de los tres sindicatos que califican de “incomprensible”. Las razones de esta estrategia, condenada a l fracaso pero que aun así se mantiene en el tiempo es “incomprensible”. A juicio de los sindicatos podríamos estar ante un caso de prevaricación al no pagarse un plus legalmente aprobado a sabiendas de que debe hacerlo, incluso malversación al entender que la Ciudad con cada derrota judicial ha tenido que asumir las costas y pese a ello litiga a sabiendas de que iba a perder. Y no solo llega a los tribunales el impago del plus, la Ciudad también se niega a abonar el reconocimiento de superación de los plazos determinados para incrementar su cuantía.

Una situación que hace justo un año ya afeó la sección sindical de CCOO por carta a la Consejería de Economía y Hacienda, por el colapso que supone para los servicios jurídicos de la ciudad, así como por la mala imagen que se da ante la administración de justicia, sin olvidar lo que supone el pago de las costas, que el sindicato calculaba en alrededor de mil euros por caso. Según cálculos de CSIF, en los últimos años la Ciudad ha perdido ya medio centenar de casos por el impago del plus de pantalla o la falta de reconocimiento de superación de tramos.