ESTUDIO PATOLÓGICO

La Ciudad retoma el proyecto de un nuevo Mercado de Abastos

La Ciudad retoma el proyecto de un nuevo Mercado de Abastos
Mercado PANORAMICA
Mercado PANORAMICA  

No lo verá esta corporación, quizá tampoco la siguiente, pero el proyecto sigue adelante, aunque sea paso lento, para renovar o rehabilitar el Mercado de Abastos. El levantamiento planimétrico y topográfico está hecho y listos los pliegos de condiciones para sacar a licitación el estudio patológico.

El arquitecto de la Ciudad, Javier Arnaiz, explica a Ceuta al Día los planes de la Consejería responsable, la de Sanidad que dirige Adela Nieto: mantener el Mercado de Abastos, como corazón de Ceuta, con especial atención al pescado, elemento diferenciador, pero siempre respetando y poniendo en valor el Foso de la Almina y los restos de la Muralla sobre los que se asienta la plaza y añadiendo un aparcamiento para al menos 200 vehículos. El espacio, con vocación de plaza pública. Lo que se trata es que puedas ver el mar de un lado al otro”, explica Arnaiz.

De momento es solo un borrador, la primera idea del Gobierno, que baraja un concurso de propuestas. Pero lo que tiene claro el arquitecto es que el “horroroso” edificio de oficinas de dos plantas adosado a la fachada de la Plaza de la Constitución debe ir abajo, recuperando el volumen original del mercado.  Pero el gran problema no es el mercado en sí, explica Arnaiz, sino sobre qué se apoya el edificio. Y es que el mercado central está construido sobre dos puentes, uno al norte, de 1926, que presenta ya grietas, y otro al sur, de 1936 sobre el que descansan las pescaderías que con su agua salada está afectando a los pilares.

Un proyecto que, según los primeros cálculos podría rondar los 7,5 millones de euros, una cantidad considerable, pero menor que el presupuesto de la reforma de Gran Vía, Jáudenes y Plaza de África.

Y, una vez solventados todos los problemas arquitectónicos y urbanísticos todavía quedaría un complicado obstáculo por resolver: qué hacer con el mercado mientras se reforma, buscar un lugar al que trasladar los puestos o construir un mercado provisional

Mercado

Un mercado bajo mínimos

Según cálculo de la Ciudad, solo una quinta parte de los puestos están abiertos al público y en uso. De ellos, aproximadamente 600 metros cuadrados están ocupados por pequeños puestos que sobreviven como pueden y cuyos concesionarios ya no se creen más anuncios de reforma del mercado.

Francisco Galán, presidente de los concesionarios del Mercado, desconfía de promesas: “Esto lo llevamos escuchando año, ahora imagino que nos callarán la boca en elecciones”. Para Galán está más que claro que el mercado “está obsoleto, anticuado”. “Está en muy buen sitio, pero tenemos tres plantas sin apenas ascensor pero sin aparcamiento”, resume el presidente de la asociación del mercado, “solo nos hace falta una planta y un aparcamiento, no es tan difícil, en una planta cabemos todos”.

“Gran Vía sin aparcamiento, Jaúdenes sin aparcamiento,… por eso hemos pedido que acondicionen la parte de abajo, que hay cuatro puestos, nada más y tenemos 50puestos vacíos por la parte de arriba, que los trasladen y dejen eso para aparcamiento, es tan fácil como eso”.