"ACTOS NULOS"

El Colegio de Arquitectos recurre las encomiendas a TRAGSA en Gran Vía y plaza Nicaragua

El Colegio de Arquitectos recurre las encomiendas a TRAGSA en Gran Vía y plaza Nicaragua
Plaza Nicaragua
Plaza Nicaragua  

El Colegio Oficial de Arquitectos de Ceuta (COACE) ha recurrido los dos decretos del Consejero de Fomento que aprueban las encomiendas de gestión a TRAGSATEC para la redacción de los proyectos de la Gran Vía y la Plaza Nicaragua por considerarlos "actos nulos", pues su objeto, alegan,  "no corresponde a las funciones que la legislación vigente asigna al Grupo TRAGSA, cuyo ámbito de actuación se circunscribe al medio natural y el marco medioambiental".

Según citan desde el COACE, los estatutos de TRAGSA reflejan en su artículo 2º las actividades que constituyen su objeto social, las cuales son idénticas a las previstas en la disposición del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público que establece el régimen jurídico de TRAGSA y sus filiales, definiendo un ámbito de actuación vinculado al medio natural y el marco medioambiental. "Sin embargo, su filial TRAGSATEC ha ampliado su objeto social más allá de tal ámbito. Y, si bien las funciones técnicas enunciadas en los siete primeros grupos de actividades pueden considerarse adscritas al medio natural y/o al ámbito medioambiental –aunque a veces este se refiera al medio urbano–, las del último son tan genéricas y amplias que admiten cualquier tipo de trabajo que se pretendiera encomendar", argumentan.

Para los arquitectos ceutíes, cualquier encargo que la Ciudad de Ceuta le hiciera al Grupo TRAGSA en función de lo previsto en tales estatutos, pero fuera de las competencias establecidas en la normativa contractual en vigor, "sería un acto nulo de pleno derecho y sin efectos jurídicos". Un abanico de co,petencias que se excede en el caso de las encomiendas de gestión efectuadas recientemente a TRAGSATEC para la redacción de los proyectos de remodelación de la Gran Vía y sus aledaños, aprobado en mayo, y de acondicionamiento de la Plaza Nicaragua y su entorno (Decreto del mes de junio). "Pero también lo sería de cualquier otra encomienda que la Ciudad realizara a TRAGSA para la ejecución de obras del Plan de Inversiones 2015-2019 y cuya finalidad excediera de las actividades que constituyen su objeto social (tales como la conexión viaria a lo largo del Arroyo Paneque, el nuevo polideportivo López Díaz-Flor, la remodelación de la Gran Vía y su entorno, el paso elevado de Miramar, la urbanización de la Plaza Nicaragua o la pista de atletismo en la base militar), pues aquella iría en contra de la legislación vigente. Y el decreto que la aprobara sería igualmente un acto viciado de nulidad".