La factura de la desaladora se dispara por encima de 800.000 euros al mes

Desde que comenzó 2017 todos los meses han sido secos o muy secos salvo abril.

El Gobierno de Ceuta tramitará este mes el tercer expediente de modificación del presupuesto de la Ciudad Autónoma para 2017 con el fin de, entre otras cosas, suplementar en 1,8 millones de euros la partida de gastos asociados a la producción de agua a través de la desalación de agua, que comenzó el ejercicio con un desembolso previsto de 5,9 millones para todo el año.

La previsión se ha revelado, sin embargo, claramente insuficiente, pues durante los seis primeros meses del año el gasto realizado ya ha superado ligeramente los 5 millones de euros, una media de 833.000 euros mensuales, un 40% por encima de lo presupuestado.

La consejera de Hacienda, Economía y Administración Pública del Ejecutivo autonómica, Kissy Chandiramani, prevé encargar un informe sobre hasta qué punto la falta de precipitaciones ha disparado la factura de la planta desaladora local que gestiona Cadagua, construida hace 20 años y que tras sucesivas ampliaciones tiene capacidad para producir más 30.000 metros cúbicos al día, por encima del consumo diario de toda la ciudad.

Según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, los promedios anuales de lluvias en Ceuta arrojan un total de 62 días y una precipitación de 750 litros por metro cuadrado. El régimen pluviométrico suele ser “de gran intensidad, con frentes a veces ocluidos o asociados a borrascas o gotas frías generadoras de tormentas”.

Durante el primer semestre del año solamente en abril, cuando cayeron 105 litros por metro cuadrado concentrados el día 28, se superaron las precipitaciones medias mensuales. Todos los demás meses han sido “secos” o “muy secos”.

La Administración General del Estado transferirá este año un total de 4,01 millones de euros para contribuir al coste de desalación de agua en Ceuta con el objetivo de que su precio para el consumidor se mantenga dentro de los estándares nacionales.