CARNÉ A2 PARA SER POLICÍA

El Gobierno y UGT pactan incluir la prueba de orientación por Ceuta tanto para bomberos como para policía

El Gobierno y UGT pactan incluir la prueba de orientación por Ceuta tanto para bomberos como para policía
La Ciudad quiere cubrir a corto plazo quince plazas de policías y diez de bomberos.
La Ciudad quiere cubrir a corto plazo quince plazas de policías y diez de bomberos.  

La Dirección General de Recursos Humanos de la Ciudad Autónoma ha propuesto a los sindicatos retocar las bases de las últimas oposiciones a la Policía Local, a las que concurrieron menos de cien aspirantes y con las que solo se cubrieron ocho de las nuevas plazas en liza. En el borrador que ha trasladado a los sindicatos para el proceso selectivo con 15 plazas que se desea poner en marcha cuanto antes se suprimía para los agentes la prueba práctica de orientación, que sí mantiene para los candidatos a diez plazas de bomberos. Pero en la mesa de negociación UGT propuso que la prueba se mantuviera tanto para el cuerpo de Bomberos como para el de la Policía Local, propuesta que, según el sindicato ha aceptado el Gobierno.

Este ejercicio tiene como finalidad que el aspirante demuestre tener “perfecto conocimiento del medio en el que va a desarrollar su trabajo” e implica que a cada opositor se le facilite un vehículo para, acompañado por varios miembros del Tribunal, trasladarse a “uno o varios sitios o lugares de la ciudad” que le sean indicados en ese momento por el Tribunal. La prueba, en la que no cayó ningún candidato a la Policía Local, es también una forma de primar a los aspirantes locales en detrimento de posible competencia foránea.

En las bases de las últimas oposiciones se exigía como requisito para poder presentarse “estar en posesión de los permisos de conducir de las clases A y B”, algo que de facto excluía a todos los menores de 20 años, ya que para obtener el primero es necesario acumular dos años con el segundo, lo que también había sido criticado por algunos sindicatos. Esta vez la Dirección General de Recursos Humanos propone reclamar “estar en posesión de los permisos de conducir de las clases A2 y B”.

El reconocimiento médico seguirá teniendo carácter eliminatorio para garantizar “la idoneidad del opositor para la función policial” y las pruebas consistirán en “un test de carácter eliminatorio orientado a comprobar que las actitudes y rasgos de personalidad de los aspirantes son los más adecuados”.

Las pruebas físicas para la Policía Local estarán compuestas por seis ejercicios que se realizarán previa convocatoria en dos jornadas. Durante la primera, natación (50 metros), carrera de obstáculos, ‘8x6 metros’ y lanzamiento de balón medicinal (de 5 kilogramos los hombres y de 3 las mujeres). El segundo día, las carreras de velocidad (50 metros lisos) y de resistencia (sobre 1.500 metros los varones y un kilómetro las féminas).

Cada uno de los ejercicios tendrá una puntuación de 5 a 10, de forma que el 5 se corresponderá “con la marca mínima establecida para cada una de las pruebas” y el 10 “con la mejor marca obtenida por los aspirantes en cada una”. Las marcas correspondientes a las mujeres aspirantes se bonifican con un 15%, incluyéndose en el baremo de los hombres, salvo la de lanzamiento del balón medicinal. 

La prueba de conocimiento, tercer y último ejercicio, volverá a consistir en desarrollar por escrito durante un periodo de cuatro horas y media tres temas elegidos al azar, uno de cada uno de los grupos establecidos. La lectura será pública y deberá ser realizada por los aspirantes.

Bomberos

Además de superar la prueba de orientación y el reconocimiento médico eliminatorio, a los aspirantes al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) se les requerirá, si la propuesta del Gobierno no se modifica, que en el momento de finalizar el plazo de presentación de solicitudes estén “en posesión de los permisos de conducir de la clase C” y “del título de Bachiller o Técnico”, así como “carecer de antecedentes por delitos dolosos”.

Las pruebas físicas estarán compuestas por ocho ejercicios que se realizarán previa convocatoria al efecto y con el siguiente orden de ejecución: ascender torre de entrenamiento del SEIS de Ceuta; ascenso de auto-escalera; press de banca; trepa de cuerda; lanzamiento de balón medicinal (5 kilos los hombres, 3 las mujeres); natación (200 metros); carrera de velocidad (50 metros lisos); y carrera de resistencia (1.500 metros). Los tres primeros ejercicios serán dirigidos y controlados por funcionarios de Bomberos que serán designados por el órgano competente. Los demás serán dirigidos y controlados “por personal técnico”.

El tercer y último ejercicio sería la prueba de conocimiento, que de acuerdo con la propuesta del Gobierno consistiría en desarrollar por escrito, durante un periodo de cuatro horas, tres temas elegidos al azar, uno de cada uno de los grupos configurados. La lectura del ejercicio será pública y deberá ser realizada por los aspirantes. Si no compareciesen se entenderían decaídos en sus derechos “salvo fuerza mayor, que será libremente apreciada por el Tribunal”. 

Por su parte, el sindicato CSI.F anunció este viernes que llevará la negociación de las bases a los Tribunales al entender que la misma supone un "fraude de ley", al entender que se han incumplido los requisitos que marcan esta clase de procesos. El sindicato señala que la Mesa Negociadora de las Bases se ha convocado antes de tiempo, al no haberse publicado aún la Oferta Pública de Empleo de la Ciudad para 2017, oferta en la que estarían incluidas estas 25 plazas, por lo que considera que todo el proceso de negociación deberá esperar a que las plazas existan realmente.