NUEVO CONTRATO DE ASISTENCIA

El proyecto de Gran Vía se basa en "suposiciones" sobre el estado de la estructura del párking subterráneo

El proyecto de Gran Vía se basa en "suposiciones" sobre el estado de la estructura del párking subterráneo
Imagen de las obras.
Imagen de las obras.  

Procesa contrata a una empresa especializada para adaptar a "la realidad" los cálculos del arquitecto Ángel Moreno y Tragsatec, que recibió casi 144.000 euros por su "consultoría y asistencia técnica", con el fin de que ni fuentes ni farolas acaben en el subsuelo. Ha hallado "incertidumbres y contradicciones" que recomiendan una "completa supervisión" de elementos como el jardín vertical y el monumento a los Trinitarios.

Procesa ha tramitado un contrato menor por 19.219,97 euros con la empresa ‘ACL Diseño y Cálculo de Estructuras’ para asegurarse de que ninguno de los elementos de la futura Gran Vía se venga abajo y de que ni las farolas de diseño ni las 'farolas-fuente' terminen en el aparcamiento subterráneo. La misión de la contratista será concretar y en caso necesario corregir las "suposiciones" en las que se basa el proyecto de “reurbanización de la calle Gran Vía, Plaza de África y calle Jáudenes” elaborado por el arquitecto Ángel Moreno con la “consultoría y asistencia técnica” de Tragsatec, a la que se pagaron 143.560 euros por ello, “por nada” según criticó Caballas.

Según la sociedad pública hace falta “adaptar a la realidad de la estructura existente” porque “no era posible” conocer la estructura del aparcamiento subterráneo de la avenida Sánchez-Prados “hasta no demoler el pavimento actual para poder acceder”. Así, los cálculos proyectados se basaron en meras “suposiciones del estado actual del aparcamiento”, que con motivo de las últimas lluvias ha registrado múltiples filtraciones.

“Hace falta contrastar la realidad del aparcamiento con las estructuras a construir encima de él y, una vez estudiado, tomar las decisiones oportunas sobre la garantía de estabilidad de las mismas”, ha certificado la presidenta del Consejo de Administración de Procesa, Kissy Chandiramani, en la resolución en la que acordó adjudicar la labor directamente a ‘ACL’ sin concurso por su “experiencia” en el diseño de “soluciones técnicas” para “estructuras complejas”.

En el jardín vertical y el monumento a la Orden Trinitaria se han hallado “suficientes incertidumbres y contradicciones” como para recomendar “una completa supervisión”

En su primer análisis del estado de situación, la contratista ha constatado que tendrá trabajo. En el diseño del jardín vertical ha apreciado que el tratamiento de pintura propuesto para la estructura metálica es “poco apropiado”, que faltan detalles sobre su anclaje y que presenta “suficientes incertidumbres y contradicciones” como para recomendar “una completa supervisión”.

davEn los nuevos accesos al aparcamiento subterráneo se han detectado “insuficiencias en los cálculos estructurales”, conexiones con las estructuras que no se demolerán “no viables”, “contradicciones entre arquitectura y estructura”, pintura “poco apropiada” para la estructura metálica y, de nuevo, falta de “detalles suficientes para la correcta definición de las estructuras metálicas (placas de anclaje, uniones, etcétera).

Sobre el nuevo monumento a la Orden Trinitaria enfrente de la Asamblea opina que "ni el número ni la distribución de los micropilotes parece adecuada” para “recuperar y resaltar las ruinas de la antigua Iglesia-Convento” pues “existen incertidumbres en relación a lo ajustado de los cálculos” con vigas de coronación de los pórticos que arrojan un esquema “que además de que está sobredimensionado no es constructivo dado que no queda espacio físico entre barras para conseguir un buen hormigonado exento de coqueras y otros defectos”. El diseño y cálculo presenta "suficientes incertidumbres y contradicciones (sobre todo entre las dos versiones consultadas) como para recomendar una completa supervisión”.

La instalación de las controvertidas nuevas farolas ornamentales de la Gran Vía y las cuatro “fuentes-farola” decorativas que irán en las cuatro esquinas de la Plaza de África exigirá “comprobaciones estructurales asociadas con la cubierta del aparcamiento subterráneo” y se recomienda “hacer un estudio particular de cada báculo, situándolo sobre la planta del estacionamiento o terreno aledaño,con el fin de analizar pormenorizadamente cada cimentación”.

Con respecto a la propuesta para cubrir el centro de transformación de la Gran Vía con losa considera que “el sistema de empotramiento al muro existente no puede materializarse en la práctica puesto que ni puede asegurarse el solape ni pueden realizarse perforaciones cerca de los bordes”. "Los planos presentan indefiniciones” y “sería preferible anclar armadura únicamente en el eje del muro y considerar la placa como simplemente apoyada”.