NUEVA LICITACIÓN

Las obras "de extrema urgencia" en la frontera se retrasan tras quedar desierto el primer concurso

Las obras "de extrema urgencia" en la frontera se retrasan tras quedar desierto el primer concurso
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Cuando parecía que sí, que ya, que el Ministerio del Interior iba a meter mano a la frontera del Tarajal, no para hacer la gran obra mil veces prometida sino pequeños trabajos "para paliar las deficiencias existentes", un nuevo retraso. La Subdirección General de Gestión Económica y Patrimonial ha reprogramado el calendario de la licitación de la obra de rehabilitación de las instalaciones de la aduana, cuyo plazo de recepción de ofertas finalizaba el 24 de julio. Su presupuesto se acerca a los 600.000 euros impuestos incluidos.

Ahora Interior, al no recibir ninguna oferta, ha decidido ampliar hasta el 8 de octubre ese periodo hábil, al que hay que sumar la resolución del concurso y los cuatro meses de ejecución previstos. Todo a pesar de que "el estado de deterioro mencionado ha llegado al extremo de provocar, en los últimos meses, desprendimientos y caídas de algunos elementos instalados en altura sobre los carriles de peatones".

La demora se digiere difícilmente teniendo en cuenta que los pliegos de la licitación consideran las obras a acometer "de extrema urgencia", ya que la infraestructura "adolece de condiciones idóneas para garantizar la seguridad del personal que trabaja en la zona".

"No pueden esperar la llegada del proyecto principal fechado para, como mínimo, dentro de 2 ó 3 años, ya que de seguir en las condiciones en las que actualmente se encuentran, pueden provocar importantes daños debido a caídas o desprendimientos, ya que la corrosión ha llegado a un nivel en el que no existen garantías de seguridad en muchas de las zonas de tránsito de la aduana", alerta la empresa INITEC Infraestructuras encargada de redactar la memoria.

Según describe, "la actual Aduana del Tarajal consta de unas instalaciones que datan en su obra principal de los años noventa y en la que se han acometido dos importantes proyectos hasta la actualidad, el primero en 2003 en el que se planteaban la ejecución de nuevas marquesinas sobre el puente Internacional, iluminación y sistema cerrado de televisión y vigilancia; y un segundo documento en 2006 dedicado a la reforma interior de oficinas, zonas comunes, calabozos, etc…".

Las actuaciones que se prevé acometer son:

  • Eliminar la totalidad de los paneles de tramex que conforman los carriles de la Aduana.
  • El desmontaje de barandillas (todas), malla de stig tipo perímetro (la instalada sobre la marquesina de control de la Policía Nacional y como techado de carriles), concertinas (todas) y el panel decorativo que actualmente evita la visibilidad de los elementos anti-intrusión.
  • Desmontar los tornos de control actual de la Policía Nacional que ya no tienen uso y se ubicarán en nueva zona de salida hacia Marruecos para evitar aglomeraciones.
  • Desmantelamientos de marquesinas, marquesina principal de control de Fiscal de la Guardia Civil, marquesina sobre edificio de oficinas y veterinario y marquesina de control de la Policía.
  • Nuevos carriles con una tipología de vallado diferente a la actual. La distribución no va a ser la misma que la actualmente existente, reduciendo en la medida de lo posible, y siguiendo directrices tanto de Guardia Civil como de Policía Nacional, el número de carriles, con el fin de optimizar tanto los flujos de personas como el trabajo que realizan en el recinto los Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • Se procederá a ejecutar, aprovechando los pilares, vigas y riostras, nuevos paneles sándwich en cubrición de marquesinas, remates y baberos embellecedores del conjunto.
  • Debido a que se va a retirar la totalidad de la concertina existente tal y como ya hemos mencionado, se plantea el realizar un recrecido del vallado existente en diversas zonas como cerramiento final de la Aduana, con un panelado fijo de chapa galvanizada sobre la “V” de la bayoneta de finalización de estructura. Dicho recrecido poseerá una inclinación antisalto la cual impida su escalada.
  • Una vez concluidos todos estos trabajos se plantea una revisión y reparación de elementos sueltos en zonas aleatorias de la Aduana, quedando todo el conjunto en perfecto estado de funcionamiento.
  • Pintado de la fachada del edificio principal de la Aduana y muros colindantes y limpiezas varias en los multipaneles de fachada.