'UN PAÍS PARA ESCUCHARLO'

Un paseo por Ceuta con Ariel Rot

Un paseo por Ceuta con Ariel Rot
Ariel Rot en Ceuta 16-9-3
Ariel Rot en Ceuta 16-9-3  

Hasta ahora, salvo Buenos Aires y Madrid, las ciudades pasaban por la vida de Ariel Rot como una sucesión de camerinos, escenarios y hoteles. “Ahora es distinto, visito todos los sitios emblemáticos con un anfitrión que me va explicando la ciudad”. Un lujo que le ha regalado el programa de TVE ‘Un país para escucharlo’, una serie documental que recorre la escena musical española por toda la geografía y que estos días graba en Ceuta de la mano de una anfitriona muy especial, Elsa Rovayo, La Shica, y en un escenario espectacular para ellos solos: las Murallas Reales.

Ariel Rot en Ceuta-3

Ariel Rot llegó a España a finales de los 70 para demostrar junto a su amigo Alejo Stivel y Tequila que el rock con aroma a los Stones y en español era posible. “La dictadura militar prohibió la música en inglés tras la guerra de las Malvinas, fue lo mejor que le pasó al rock argentino”, recuerda. Regresó en los 90 con su amigo Andrés Calamaro y Los Rodríguez para demostrar que el rock era posible sin renunciar a las raíces latinas, tal y como ha vuelto a demostrar este jueves en el patio de armas de las Murallas Reales arrancando a su Fender las notas de ‘La bien pagá’ en la grabación del programa junto a La Shica.

“Es algo totalmente nuevo para mi, pero es un programa de televisión hecho a mi medida, una especie de road movie musical, conociendo gente, músicos, colegas"

‘Un país para escucharlo’ es la tercera reinvención de Ariel Rot, que vuelve al centro de la escena para demostrar que un programa musical puede triunfar en el ‘prime time’. “Es algo totalmente nuevo para mi, pero es un programa de televisión hecho a mi medida, cuando me lo propusieron les dije que a mi no me iba mucho la tele, el maquillaje, los platós, las luces, las esperas... Pero cuando me contaron que era una especie de road movie musical, conociendo gente, músicos, colegas, me pareció que se adaptaba muy bien a mí y no me iba a resultar forzado y es lo que está ocurriendo”.

El secreto de ‘Un país para escucharlo’ es la complicidad que alcanza el músico argentino con sus anfitriones, muchos de ellos viejos amigos y compañeros de carretera. El encuentro con La Shica es un muy buen ejemplo, nunca han actuado juntos pero tras una breve toma de contacto se arrancan con ‘La bien pagá’. Frente a frente, solos en la inmensidad del patio de armas de las Murallas Reales la chispa salta con naturalidad. Siempre  sonriendo y mirándose a los ojos, funden la copla y el rock en una sola toma. “Me gusta así con naturalidad, no me gusta la gente que lo trae todo muy armado, esto tiene que ser como si tocaras en casa de un amigo”.

Rot ha llegado este mismo jueves a la ciudad desde Málaga donde anoche grabaron con Javier Ojeda, Zenet, Dry Martina y El Kanka. La capital malagueña comparte episodio con Ceuta, donde toca con La Shica en las Murallas y con Félix Slim en el Salón del Trono.

"Hoy voy a conocer a Félix Slim, que ya me llama la atención venir a Ceuta para conocer un bluesman”

Tras Ceuta, Ariel Rot pone rumbo a Donosti y después a las Islas Baleares,. En la mochila lleva ya muchos kilómetros y algún que otro descubrimiento. “En cada programa hay cosas que te sorprenden, ya sea cosas tradicionales como el cante gitano en Badajoz, fue espectacular y muy emocionante, con La Caíta y el Guadiana y en el rock, que es lo que yo manejo y que es difícil encontrar cosas nuevas, pero por ejemplo Crudo Pimento, que hacen sus propios instrumentos en un pueblo de Murcia… Y hoy voy a conocer a Félix Slim, que ya me llama la atención venir a Ceuta para conocer un bluesman”, se ríe el argentino.

Ariel Rot en Ceuta 16-9-1Ariel Rot en Ceuta-7