El CN Caballa toca el cielo en Pamplona y asciende a Primera

El CN Caballa toca el cielo en Pamplona y asciende a Primera
El equipo ha seguido con la celebración fuera de la piscina ./ Cedida CN Caballa
El equipo ha seguido con la celebración fuera de la piscina ./ Cedida CN Caballa  

- Los chicos del Caballa certifican en Pamplona, en una jornada doble para ahorrar los costes de un desplazamiento, su ascenso por primera vez a la categoría de plata del waterpolo nacional

- El equipo espera poder celebrarlo la próxima jornada, la que cierra la temporada, frente al Dos Hermanas, junto con la afición local


El Club Natación Caballa sigue siendo motivo de orgullo para los ceutíes y dando ejemplo de cómo hacer las cosas bien apostando por el deporte base y optimizando al máximo todos los recursos disponibles, incluso cuando a pesar de ello se sacrifique un poco los resultados deportivos. La temporada de los chicos del club pasará a la historia después de que este fin de semana hayan ganado sus dos duelos en Pamplona y hayan logrado de forma matemática quedar campeones de la Segunda División Nacional y rubricar el ascenso a Primera, aún a falta de la próxima jornada, ya en Ceuta frente al Dos Hermanas, en lo que se espera sea una fiesta.

Vencieron el sábado al waterpolo 9802 por 13 goles a 19 y dieron también buena cuenta del otro conjunto pamplonica el Waterpolo Navarra por 13 a 21. Y eso a pesar de jugar dos partidos con 14 horas de diferencia en un deporte exigente físicamente como es el waterpolo y en el que cuesta recuperar el físico y el desgaste.

Pero eso se hace así, a pesar de no ser “muy normal” para ahorrar costes en un desplazamiento especialmente complicado. Para llegar a Pamplona, los ceutíes han tenido que viajar desde Sevilla a Bilbao y allí por carretera hasta Pamplona, un viaje costoso y caro, cuyo impacto económico se ha minimizado al jugar los dos partidos juntos. “A nivel deportivo no es lo idóneo, pero nos ahorramos un desplazamiento en lo económico”, ha explicado el entrenador, Sergio Aguilera. Quien ha subrayado que aún así el equipo se ha visto superior físicamente a los dos conjuntos navarros, aún con altibajos.

Francisco Molina, máximo goleador de la categoría con 64 tantos marcó 7 en el último choque, destacando sobre un grupo que ha tenido “una temporada tan dura, super exigente. De los 17 partidos que llevamos, 6 los hemos ganado de uno. Ha sido un éxito muy trabajado por todo el equipo”, ha destacado el entrenador Sergio Aguilera.

“Estamos muy contentos. Todavía no las estamos disfrutando, al lograrlo fuera de casa no se celebra igual. Ayer estábamos más solos que la una allí. Estamos contentos, pero deseando llegar a Ceuta y a esperar el fin de semana que viene y celebrarlo con todos los chavales del club, cerrar la temporada y hacer una fiesta”, ha lanzado Aguilera.

Es la primera vez que un conjunto del club llega tan alto. La Primera División Nacional de Waterpolo en la que jugará el Caballa la próxima temporada es el equivalente a la Segunda División A del Fútbol, la Liga Adelante.

Por estar en una categoría superior no se va a incrementar el presupuesto, seguro. En principio no tiene que suponer nada en lo económico. Para bien, seguro que no, para mal, esperemos que tampoco. Contamos con el respaldo de la Ciudad y del club que son las fuentes de financiación que tenemos principalmente y por las que podemos seguir haciendo deporte”, ha reflexionado Aguilera sobre el próximo curso.

De momento lo que tocará será “defender la categoría” el año que viene. Y Aguilera no descarta que en un par de años el conjunto pudiera llegar a pelear por ascender a la División de Honor, la máxima categoría, alto tan lejano en cualquier caso, que de producirse dejaría al Caballa frustrado dado que “no tenemos piscina olímpica y no podríamos competir en la máxima categoría”, ha reflexionado Aguilera.

El choque contra el Waterpolo Dos Hermanas será una fiesta para los del Caballa, pero los sevillanos se juegan la otra plaza de ascenso en el enfrentamiento, empatados a puntos con el Waterpolo Turia.