AMIANTO

La ejecución de la retirada de la uralita del patio del CEIP García Lorca "indigna" a su AMPA

La ejecución de la retirada de la uralita del patio del CEIP García Lorca "indigna" a su AMPA
Distintas imágenes del estado en el que se ha dejado el patio tras la obra.
Distintas imágenes del estado en el que se ha dejado el patio tras la obra.  

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del CEIP Federico García Lorca, uno de los que conservaba más superficie de uralita junto al CEIP Ortega y Gasset, está dispuesta a instar a las familias a no llevar a sus hijos a clase este viernes si la Ciudad y Tragsa no rematan de una vez la obra de retirada de ese material de su patio.

La sustitución del tejado del inmueble principal del centro se dejó a medias en verano, con una cubierta provisional, y en estas vacaciones de Navidad se abordó la retirada de la que quedaba en el patio, la parte más “potencialmente peligrosa" porque estaba bajo una capa de hormigón que también había que retirar con maquinaria pesada y con riesgo de fractura.

Esos trabajos se iban a acometer en periodo sin actividad lectiva, tal y como había anunciado el consejero de Educación, Javier Celaya, y a la vuelta de Reyes todo debería estar solucionado pero “no ha sido así”. La presidenta de la AMPA del colegio, Yamila Mohamed, ha denunciado que las familias de los estudiantes están “indignadas” y “preocupadas” porque, al final del segundo día con clases, el centro seguía sin estar en correcto estado de revista.

“El patio no se ha limpiado adecuadamente y la Administración no ha hecho los controles que prescribe la normativa para certificar por escrito que no quedan partículas de amianto en el aire”, ha protestado Mohamed, que ha recordado que “este tema tenía que estar zanjado desde  el verano pasado como mínimo”.Desde la AMPA han reseñado que ante la “dejadez” de la contratista y la Ciudad para resolver el problema se optó, tanto ayer como anteayer, por suprimir los recreos habituales en el patio y por evitar que tanto en las entradas como en las salidas del horario escolar los niños pudiesen acercarse a la zona en la que se ejecutaron las obras.

“Estamos dispuestos a dejar de llevar a nuestros hijos a clase desde este mismo viernes”, ha adelantado la presidenta de la AMPA, “si  mañana [por este jueves] no se ha baldeado y limpiado el patio como es debido y si los análisis que deben realizarse durante un periodo de 8 horas para certificar que no quedan restos de amianto en el aire no se presentan y son positivos”. “Nos han dicho que no hay ningún peligro pero la cantidad de polvo que ha quedado en el patio es inadmisible en un tema, además, tan sensible”, ha justificado Mohamed su protesta.

Mientras, Tragsa sigue trabajando en completar la sustitución de la cubierta del edificio principal del colegio por un techado definitivo, una labor que no dio tiempo a completar durante los meses de verano.