El MECD prevé publicar el lunes el primer listado de becarios de comedores escolares para este curso

Durante el verano se ha atendido a más de 300 niños cada día en los colegios con comedor.

Los colegios, en los que durante los últimos años se ha llegado a atender a hasta 250 niños triplicando turnos y habilitando todo tipo de espacios comunes, deben "desmasificarse" y desde el martes atenderán solo a los alumnos con beca del Ministerio sin el añadido de unos 300 que financiaba la Ciudad Autónoma, a la que Caballas reprocha su "falta de previsión" para no dejar a pequeños necesitados sin cobertura.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) prevé publicar el próximo lunes primer listado provisional de becarios que podrán beneficiarse de ese servicio durante este año escolar, desde el martes y hasta que termine el curso 2017-2018.El MECD convocó 780 becas de 525 euros cada una que se abonan directamente a los centros educativos pero, a diferencia de lo que ha sucedido durante los últimos años, a esa grupo, que previsiblemente aumentará hasta aproximadamente 800 niños gracias a las ayudas que no se concederán en Melilla, no se sumarán varios cientos más con cobertura económica de la Administración local. En total se han recibido 1.250 solicitudes.

Todas las partes (MECD, Ciudad y directores) acordaron ya en primavera que los comedores escolares deben “desmasificarse” y volver a ser lo que son, sin salones de actos acondicionados para dar comidas, sin turnos triplicados y sin pequeños alimentándose de pie. “Se había creado una situación insostenible que todos acordamos por escrito reconducir en mayo para evitar masificaciones que se pudieron asumir durante un tiempo pero que no pueden perpetuarse por el bien de todos”, ha recordado el director provincial, León Bendayán.

La voluntad de la Dirección Provincial y, sobre todo, de los responsables y los Claustros de los colegios por arrimar el hombro frente a la crisis económica no puede perpetuar centros en los que se ha atendido a diario a hasta 250 niños cuando su capacidad es la mitad y así se pactó en mayo. Desde el martes (el lunes se dedicará a limpieza y logística), en los comedores escolares se atenderá a unos 800 alumnos que son los que, de acuerdo con la convocatoria oficial, tienen una situación económica familiar más precaria.

Ese número se queda, redondeando, 300 por debajo de la cifra real de beneficiarios del servicio del curso pasado, cuando había 810 becarios del Ministerio y 327 más de la Ciudad Autónoma que sumaban 1.137 estudiantes atendidos. En el CEIP García Lorca se asistía a 240 niños o más. En los colegios del Príncipe Alfonso o Felipe, a cas 200. En Benzú, a casi cien. En el ‘Ramón y Cajal’, a más de 170, en el ‘Andrés Manjón’, a 144...

El portavoz de Caballas, Mohamed Ali, ha criticado la “falta de previsión” de la Ciudad para “no dejar a cientos de niños necesitados sin atención” por la limitación del número de beneficiaros de los comedores escolares de los colegios. “El Gobierno de Ceuta sabe desde hace meses lo que iba a pasar y ni ha activado medidas como equipar el comedor del CEIP Maestro José Acosta, lo que no ha hecho todavía el Ministerio, ni ha articulado soluciones alternativas”, ha criticado el político localista, cuyo partido logró el respaldo del Pleno para un programa de garantía de tres comidas al día para niños. La Ciudad piensa derivar a las familias necesitadas que no hayan obtenido beca a los Servicios Sociales.

 

Comedores de verano

El programa de apertura veraniega de los comedores escolares de la Ciudad ha recibido este año en la Consejería de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad un total de 532 solicitudes registradas para los siete colegios involucrados. Según los datos proporcionados por el Ejecutivo de Vivas, la media de asistentes a los comedores fue en julio de 351 niños y de 304 en agosto.

El primer mes se hizo un total de 7.380 servicios de comida, el 66,5% de los previstos, y en agosto 6.697, el 56,34% de los contemplados inicialmente. En septiembre la asistencia a los centros abiertos todavía en formato social ha caído sensiblemente, hasta “alrededor de 320 beneficiarios diarios”, pero aún no hay datos cerrados.

Entre los 7 colegios se tendrían que haber servido teóricamente hasta unas 33.000 comidas (11.000 mensuales) pero han sido “muchas menos” porque ha habido menos asistencia que en años anteriores: de hecho, el año pasado fueron 29.728 comidas las efectivamente ofrecidas y en 2015, 29.337 El gasto asumido por la Ciudad por comida y niño diario asciende a 4,65 euros.