PROYECTO

El nuevo centro educativo del Brull integrará el yacimiento arqueológico y el arbolado protegido

El nuevo centro educativo del Brull integrará el yacimiento arqueológico y el arbolado protegido
Nuecvo centro educativo integrado del Brull
Nuecvo centro educativo integrado del Brull  
El nuevo centro educativo previsto en la parcela del antiguo acuartelamiento del Brull, va tomando forma. El edificio, que acogerá  un centro integrado  de educación infantil, primaria, secundaria y bachillerato) se levantará en la calle en Cortadura del Valle, respetando el yacimiento arqueológico descubierto en la zona y que se integrará en el conjunto de edificios, al igual que el arbolado protegido de la zona.

“La intervención –explica el proyecto- busca acomodar el programa en un edificio que responda a las necesidades de la ciudad y además sea sensible con su entorno, y con las peculiaridades de la parcela del Brull, que tiene una forma irregular, un fuerte desnivel, cuenta con restos arqueológicos y arbolado protegido, se encuentra en la zona de influencia de un BIC y puede estar afectado por la apertura de un vial”.

El yacimiento arqueológico quedará integrado en el conjunto, a la sombra del edificio de dependencias comunes, una pieza de dos plantas que vuela a modo de edificio puente sobre los restos arqueológicos situados más al sur de la parcela. “Cubrir los restos con el aulario permite generar un gran porche (…), así como una continuidad entre los espacios libres. Se genera un recorrido exterior que dialoga con el edificio, con los restos y conecta el acceso de la calle Brull con el de la Calle Juan Carlos García Bernardo”, detalla el proyecto.

El nuevo centro educativo integrado contará con tres accesos y dará vida a una calle sin salida, el callejón Juan Carlos García Bernardo, que servirá de entrada al colegio. Se proyectan accesos a la parcela por las tres calles que la circundan: -uno a cota en la calle Brull, en la pequeña plaza que se forma frente a la parroquia Nuestra Señora del Valle, por donde se accedía cuando el edificio tenía uso militar. Este será un acceso ligado principalmente a infantil y primaria, desde donde se llega también al gimnasio y la pista deportiva situada a ese nivel.

Un segundo acceso, por la calle Cortadura del Valle, que conecta con el salón de actos, la zona administrativa, ESO y bachillerato. Se proyecta como el acceso más representativo, ya que sirve de forma directa al salón de actos y la zona administrativa. Y un tercero en la calle Juan Carlos García Bernardo, en el punto donde partirá la nueva calle, por donde se llega a la zona de los patios longitudinales situados al sur, y a la rampa del recorrido exterior ligado a los restos arqueológicos.