26M

Casado pone en valor la modernización de Ceuta hecha por Vivas y alerta contra quienes no han gestionada nunca nada

Casado pone en valor la modernización de Ceuta hecha por Vivas y alerta contra quienes no han gestionada nunca nada
Vivas y Casado saludan a los asistentes al finalizar el acto
Vivas y Casado saludan a los asistentes al finalizar el acto  

Casado deja claro que no apoyar con la absención un gobierno que llama héroe a Josu Ternera y reclama la necesidad de una Ceuta en convivencia en donde no se divida ni se discrimine a nadie por su cultura, religión o por a quien ama


El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, ha aprovechado su visita a Ceuta para apoyar al candidato de la formación a revalidar la Presidencia de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas. Lo ha hecho salpicando con alusiones concretas y concisas a Ceuta un largo discurso, de casi 40 minutos, ante sus fieles, en el que entre otras cosas ha puesto en valor las dos décadas de progreso de Ceuta auspiciadas por la estabilidad del Gobierno de Juan Vivas y alertando contra los populismos que buscan sembrar la división y a los que les falta la experiencia en la gestión.

“Estáis haciendo frente a las competencias propias e impropias, haciendo frente a la financiación de la población regular y la que no figura en los censos. Habilitar servicios sanitarios y educativos al imite de vuestras posibilidades y creo que el Gobierno de la nación tiene que reconocerlo, apoyaros y financiaros”

“Aquí cada rincón atesora una batalla y una gesta, pero la historia reciente de Ceuta no se puede entender sin las dos últimas dos décadas y la gran urbanización y la gran modernización de los servicios sociales, de la economía, la competitividad. Todo eso se produce en Ceuta con una persona humilde y honesta, buen gestor, cercano, que te da la mano, que te mira a los ojos y te dice yo quiero ser útil a tu familia yo quiero servir a esta tierra y de la que estoy tremendamente orgulloso. El mejor de todos nosotros es Juan Vivas y merece seguir siendo el estandarte de esta Ceuta fundamental para toda España”, ha explicado Casado.

Y al mismo tiempo ha puesto a Vivas como ejemplo de gestor eficaz, reconociéndole haber logrado “la cuadratura del círculo” al ser capaz de seguir ofreciendo unos “servicios impecables” en los años más duros, “sin presupuesto” e infradotado presupuestariamente para atender “a la población real y la censada”.

“Estáis haciendo frente a las competencias propias e impropias, haciendo frente a la financiación de la población regular y la que no figura en los censos. Habilitar servicios sanitarios y educativos al imite de vuestras posibilidades y creo que el Gobierno de la nación tiene que reconocerlo, apoyaros y financiaros”, ha tendido la mano Casado a Ceuta.

Y para eso ha señalado a Vivas como la persona más idónea para seguir reivindicado en Madrid todas esas mejoras que necesita Ceuta y que pasan en buena medida por lograr una mejor financiación económica y más apoyo del Estado.

“El 26 de mayo también se vota gestión. Se vota a quien ha sabido hacer más con menos. A quien ha sabido venir a Madrid a pelear a cara de perro, si se me permite, los intereses de Ceuta gobernase quien gobernase, con la lealtad que le ha caracterizado siempre. Siempre hablando donde tenía que hablar para no crear alarma social en su querida tierra. Y eso los ceutíes tienen que reconocerlo. No pueden entregar su ciudad y su futuro a quien nunca ha gobernado nada. A quien basa sus políticas en la división. A quien nunca ha sabido como se tiene que gestionar un hospital, un centro educativo, un centro social”, ha reiterado Casado.

Un Casado que durante la pasada campaña de las Generales pareció querer competir con VOX por la derecha ha ofrecido un discurso mucho más centrado en las cuestiones más polémicas que ha puesto sobre la mesa la irrupción en la política nacional de VOX, llegando a reclamar como mérito de su partido la regularización de 5 millones de inmigrantes de forma ordenada. “5 millones de nuevos españoles acogidos, que vinieron a la península, a Ceuta, a Melilla, a Baleares, a Canarias a dar lo mejor de sí mismos, a trabajar, a contribuir a la Seguridad Social, a pagar impuestos… y se hizo de forma ordenada. No estamos en contra de la inmigración”, ha dicho Casado, para reclamar que se haga de forma ordenada y la cooperación en los países de origen.

¿Qué diferencia hay entre que Tejero o Armada viniesen tras el 23-F a tomar un acta y que lo hagan aquellos que instaron a apalear a policías o se partiese la cara a una mujer que quitaba lazos amarillos?

Casado no ha renegado del efecto llamada sobre el que alertó el pasado verano. Pero ha reclamado más medios y recursos para que la Guardia Civil y la Policía Nacional puedan realizar mejor su trabajo, al tiempo que ha alertado sobre los peligros de la xenofobia, en clara alusión a VOX, sin mencionarlo, y de paso ha reivindicado una Ceuta en armonía, multicultural y con la bandera de la convivencia en un guiño que a buen seguro agradecerá la formación en la ciudad, que vio como en las generales huían en masa despavoridos sus votantes musulmanes a refugiarse en el PSOE.

Casado: Yo quiero una Ceuta en convivencia, en unidad, una Ceuta en la que quepan culturas, religiones, en la que todos nos miremos como vecinos, como compatriotas. Una Ceuta en la que a nadie se le señale ni por la lengua en la que habla, ni por el dios al que reza, ni por la gente a la que ame. Una Ceuta de todos, unida, con los brazos abiertos y en la que todos estemos en torno a una bandera y sobre todo al respeto al otro. Lo demás es demagogia y populismo

“Yo estoy aquí en Ceuta y he paseado con vosotros esas piedras centenarias. Está muy bien reivindicar gestas que pasaron hace cientos de años, yo soy el primero que lo hago. Pero yo quiero reivindicar las gestas que tienen que pasar el día de mañana. Yo estoy muy orgulloso de lo que ha sido Ceuta hace centenares de años, pero yo quiero saber que Ceuta vamos a dejar a estos niños. Yo quiero una Ceuta en convivencia, en unidad, una Ceuta en la que quepan culturas, religiones, en la que todos nos miremos como vecinos, como compatriotas. Una Ceuta en la que a nadie se le señale ni por la lengua en la que habla, ni por el dios al que reza, ni por la gente a la que ame. Una Ceuta de todos, unida, con los brazos abiertos y en la que todos estemos en torno a una bandera y sobre todo al respeto al otro. Lo demás es demagogia y populismo”, ha señalado Casado.

El presidente de los populares que ha paseado parte de su discurso sobre la necesidad de mejorar la seguridad de las fronteras y dotar con más apoyos a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, al tiempo que considera necesaria hacer compatible esa seguridad con la solidaridad hacia los países pobres de África que vienen llamando a la puerta ha zanjado la cuestión así: “En materia de seguridad de derechos de libertad de cooperación de españolidad y defensa de las fronteras, lecciones al PP ni una. Ni una”.

Sin apoyo a Sánchez para gobernar

Casado que ha ofrecido un discurso más centrado que durante la pasada campaña de las Generales, sí ha recuperado algunos de sus puntos de vista genuinos. Ha apelado de nuevo al boto útil con una metáfora que viene utilizando ya en reiteradas ocasiones, la de las bolas de billar jugando con los colores, pidiendo al electorado que no juegue a la carambola de darle a la naranja (Ciudadanos) o a la verde (VOX) para meter en la tronera la azul (el PP) y pedir que directamente voten por la azul, por la del PP, para evitar que suceda como en las Generales, que a pesar de que el bloque de derechas sacó más votos quién acabo ganando las elecciones y va a gobernar es el PSOE de Pedro Sánchez.

A su archienemigo ha dedicado el discurso más duro. Casi rozando en la caricatura para volver a colocar a los socialistas al lado, en complicidad con los terroristas de ETA y los secesionistas catalanes (a pesar del veto de ERC a Iceta) o insistir en la calificación a Podemos de partido Bolivariano y populista –ha llegado a atribuir a Podemos la quiebra de Venezuela y a sus socios griegos la de Grecia, a pesar de que fueron gobiernos de derechas los que realmente quebraron al país y a la izquierda le tocó gestionar esa quiebra-.

Casado ha buscado su minuto en las televisiones nacionales para pedir el voto centrado y moderado para el PP, resituando a la formación en ese espectro que abandonó para desplazarse a la derecha y competir con VOX en las pasadas Generales con tan mal resultado en las urnas.

Pero al inicio ha dejado absolutamente claro que no piensa abstenerse para que el PSOE no dependa para gobernar de los votos de los secesionistas catalanes, como le ha pedido este viernes el PSOE.

casado Rivera beach

“El PP no puede abstenerse a favor del partido que llama héroe a Jesús Eguiguren (Parece que quería referirse a Josu Ternera fue Eguiguren quién lo llamó héroe). No puede abstenerse a favor del partido que negociaba en Pedralbes la independencia de Cataluña; que ha negociado con los comunistas bolivarianos de Podemos una nueva recesión en forma de presupuesto. El PP no puede abstenerse a favor de un partido que ni cree en España, ni quiere su prosperidad. No merece nuestro voto, ni en forma de abstención, porque no le conviene a España que gobierne”, ha dejado claro esperando que no le vuelvan a sacar el tema en lo que resta de campaña.

Ha criticado a Ciudadanos por su postura cambiante sobre los pactos y a pesar de todo ha afirmado preferir un gobierno estable del PSOE con Ciudadanos que no dependa de los secesionistas a uno en el que Podemos mande, como cree que ya está sucediendo al lograr la Vicepresidencia Primera del Congreso o en el que ERC decida quién no va a ser el presidente del Senado, obviando que el PP se abstuvo en esa votación.

Casado también ha repasado lo que cree que no es normal, que haya presos que vayan a recoger el acta de diputado al Congreso como si no pasara nada. Y ha llegado a comparar los presos de ERC con Tejero y con Armada. “¿Qué diferencia hay entre que Tejero o Armada viniesen tras el 23-F a tomar un acta y que lo hagan aquellos que instaron a apalear a policías o se partiese la cara a una mujer que quitaba lazos amarillos? Según el supremo también es un golpe a la legalidad y una afrenta a la unidad española. No es lo normal. No me resigno a que los golpistas vengan al parlamento a regodearse. Que un presidente negocie su investidura con quienes no condenan a dictadores asesinos como Maduro. Que Otegi diga que va a ser fundamental y Eguiguren que un terrorista es un héroe”, ha dicho en lo que ha sido seguramente uno de los pasajes más duros de su discurso en Ceuta.