El alumnado de Árabe y Francés de la Escuela Oficial de Idiomas, de excursión a Tetuán

Imagen de un instante de la visita a Tetuán.

El alumnado de los Departamentos de Árabe y Francés de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Ceuta ha cogido este fin de semana la mochila y el pasaporte y, tras cruzar la frontera, ha disfrutado de la primera excursión organizada al país vecino. Han visitado el Centro de Arte Moderno (CAMT), ubicado en las instalaciones de la antigua estación de ferrocarril, y el Museo Arqueológico, además de dar un paseo por el español barrio del Ensanche, construido durante el Protectorado.

Para ello han contado con "dos guías de excepción". Por un lado, el artista, profesor de Bellas Artes y director del CAMT, Bouabid Bouzid, que les ha acompañado en su visita y les ha ido desgranando la historia del edificio y la evolución de las artes plásticas en el norte de Marruecos que se puede contemplar en las diferentes salas de exposición.

Por otro, el joven conservador del Museo Arqueológico, Anass Sedrati, también conservador del Museo Etnográfico, que ha detallado el origen y la importancia de las piezas que alberga dicho museo, como los mosaicos romanos, las inscripciones líbicas o los numerosos utensilios que nos hablan de la vida cotidiana en otras épocas.

Las callejuelas de la antigua medina, Patrimonio de la Humanidad desde 1997, tampoco ha quedado fuera del itinerario. Junto a la experta en patrimonio Elena Landman y a la profesora Hanan Bouazza, ambas buenas conocedoras de la zona, los alumnos han ido desde Bab Oqla hasta Bab Nuwadir, han participado del trajín diario de una medina y han aprendido a reconocer el pasado de la ciudad.

El recorrido les ha llevado a atravesar el barrio de las mazmorras y a contemplar, entre otros rincones históricos, una casa morisca, la madrasa Lucas, la zagüía de Abu l-Abbas al-Sebti o la casa de Sidi Mandri, responsable este último de la reconstrucción de la ciudad tras haber sido arrasada por los portugueses.

Las visitas se han desarrollado en árabe y en francés aunque lo más importante "no ha sido la práctica del idioma sino disfrutar de la riqueza cultural que encontramos al otro lado de la frontera", ha detacado este domingo la Escuela Oficial de Idiomas en una nota a los medios.