El Banco de Alimentos, que este año repartirá 500 toneladas de comida, recibe un nuevo camión-furgoneta

Mariscal, junto al nuevo vehículo donado al Banco de Alimentos de Ceuta.

El Banco de Alimentos de Ceuta ha presentado este miércoles ante los medios de comunicación el nuevo camión-furgoneta con 3.200 kilos de capacidad que ha recibido de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) gracias a una donación financiada por una subvención de The Global FoodBanking Network (GFN) vía Enterprise Rent-A-Car.

El vehículo "mejorará la capacidad del banco de alimentos para recolectar y distribuir más alimentos a las personas que padecen hambre" y es el tercer vehículo adquirido por FESBAL para los bancos de alimentos de la Federación. Otras furgonetas similares fueron entregadas en marzo y julio en Ciudad Real y Bizkaia.

El presidente del Banco de Alimentos de Ceuta, Pedro Mariscal, ha destacado al recibir la furgoneta que "contar con un nuevo vehículo era un sueño difícil de alcanzar para nosotros debido a su elevado coste. Ahora, gracias a esta donación, vamos a poder agilizar la recogida de los alimentos que se donen al Banco de Alimentos de Ceuta de una manera eficaz, rápida y segura; y mejorar su distribución para así atender a un mayor número de personas desfavorecidas".

Mariscal ha anunciado que el vehículo, refrigerado, se utilizará por primera vez para traer de Granada frutas y verduras. Tras un verano en el que el Banco de Alimentos no ha dejado de trabajar pero en el que sí han agostado las donaciones hasta reducir la comida disponible a cero, en octubre se sigue necesitando aceite, azúcar, leche... "El hambre quizá no se ve tanto pero sigue ahí", ha alertado.

El Banco de Alimentos de Ceuta sigue necesitando un almacén que resuelva definitivamente las carencias de los de Loma Colmenar o el Puerto y voluntarios "comprometidos, no de nombre y apellidos", que se sumen a la Gran Recogida que se prepara para los días 1, 2 y 3 de diciembre, en los que se espera llegar a recolectar 60 toneladas.