Las instituciones arropan a las 70 familias ceutíes con algún miembro que padece una enfermedad rara

Las instituciones arropan a las 70 familias ceutíes con algún miembro que padece una enfermedad rara
Imagen del acto en el Paseo del Revellín.
Imagen del acto en el Paseo del Revellín.  

- Vivas y el delegado del Gobierno participan en el acto organizado en el Paseo del Revellín por la Asociación de Discapacitados de Enfermedades Neurológicas-Enfermedades Raras (ADEN)

- La Ciudad ofrece a este colectivo un catálogo de prestaciones, que incluyen ayudas para medicamentos y para la adquisición de materiales sanitarios, ortoprotésicos y de curas


El presidente de la Ciudad y el delegado del Gobierno han visualizado este viernes su apoyo a las personas que padecen enfermedades raras con motivo de la celebración del Día Mundial de estas patologías. La portavoz accidental del Ejecutivo, Yolanda Bel, también se ha sumado a la conmemoración con unas palabras al respecto al término del Consejo de Gobierno.

A Vivas y a González Pérez les han acompañado en el Paseo del Revellín, entre otras autoriades, los consejeros de Sanidad y Consumo, Abdelhakim Abdeselam, y de Asuntos Sociales, Rabea Mohamed, que también han participado en el acto organizado en el estand que han instalado la Asociación de Discapacitados de Enfermedades Neurológicas-Enfermedades Raras (ADEN), donde se ha dado lectura a un manifiesto.

En Ceuta hay 70 familias afectadas por enfermedades raras y la Ciudad ofrece un catálogo de prestaciones, que incluyen ayudas para medicamentos y para la adquisición de materiales sanitarios, ortoprotésicos y de curas, como ha recordado Bel. En total, una partida de 20.000 euros, que se suman a la subvención de más de 92.000 euros que se llevan la propia asociación ADEN, además de las atenciones que presta el Ingesa como entidad competente en atención sanitaria.

El convenio con ADEN sirve para financiar los programas para la integración social que lleva a cabo esta asociación con el fin de ayudar a conseguir la mejora de las condiciones integrales de las personas discapacitadas por enfermedades neurológicas y sus familias. Este convenio sirve para mantener cuatro empleos y desarrollar una tarea que cuenta con 254 beneficiarios, distribuidos entre las áreas de apoyo y atención (213), terapia ocupacional (14), apoyo escolar (12), respiro familiar (8) e integración social (7).