Miles de ceutíes acompañan al Medinaceli en su traslado en el prólogo del Domingo de Ramos


Miles de ceutíes acompañan al Medinaceli en su traslado en el prólogo del Domingo de Ramos

- La Pollinica saldrá a las 18.00 horas desde la Capilla de Manzanera para hacer su entrada en la Carrera Oficial a las 20.15 horas

- Incluye galería de imágenes

- Descargue el programa de mano de la Semana de Pasión

Miles de ceutíes han acompañado este sábado a última hora de la tarde a la Venerable Hermandad de Penitrencia y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado y María Santísima de los Dolores en el Solemne Traslado de sus Sagrados Titulares desde la Santa Iglesia Catedral hasta su Casa de Hermandad, en la avenida de España.

El recorrido, alterado este año al no comenzar desde el Príncipe, ha tenido en el Conjunto Monumental de las Murallas Reales su punto más sobresaliente, con el Señor de Ceuta arropado por miles de personas en la previa al Domingo de Ramos, el día más corto del año con el adelanto de la hora de la madrugada, cuando a las 2.00 han pasado a ser las 3.00 horas.

La Catedral ha acogido desde las 19.00 horas una Eucaristía concelebrada por Francisco Jesús Fermandez Alcedo, Deán de la Catedral, y José Manuel González Jimenez, director espiritual de la Hermandad. El Solemne Traslado ha comenzado a las 20.00 horas y ha finalizado casi 90 minutos después tras pasar por la calle Luis López Anglada, la avenida Martínez Catena, las Murallas Reales, los Jardines de la Argentina y la avenida de España.

La Venerable Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos del Dulce Nombre de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, la Pollinica, será la protagonista este domingo con su salida desde Manzanera a las 18.00 horas.

A las 20.15 horas está prevista su entrada en la Carrera Oficial para, a las 21.20 horas, pasar por la Catedral y emprender el camino de regreso a la Capilla de Madre de Dios de la Palma y San Bernabé para recogerse pasada la medianoche.

- Descargue el programa de mano de la Semana de Pasión